Football Leaks

El pasado sábado se jugaba El Clásico, millones de personas se sentaban ante las pantallas de sus televisores para ver jugar a los dos mejores jugadores del mundo, Messi y Cristiano cara a cara, también en sus problemas con Hacienda.

Y es que estos ídolos de masas, que hacen que nos levantemos del sofá para celebrar sus goles y que gritemos cuando se llevan una patada, tienen algo más en común desde la pasada semana, la sombra de la sospecha de que no han sido lo bastante claros en sus cuentas y en el pago de los impuestos que correspondían a sus ganancias. Mientras que Messi y su padre ya han sido condenados, ahora se abre un nuevo frente, en este caso para Cristiano Ronaldo.

El consorcio de periodistas European Investigative Collaborations, del que forma parte el diario El Mundo, revelaba a finales de la semana pasada algunos de los nombres que aparecían en su investigación, desarrollada desde la pasada primavera, entre los que se encontraban no sólo el del ídolo madridista sino también el del entrenador José Mourinho o el del alemán Özil. La simple revelación de estos nombres y algunas de sus cifras provocaba un tsunami sin precedentes que ha finalizado con la prohibición por parte del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid de publicar todas las informaciones relativas a este escándalo. El motivo no es otro, han explicado, que la sospecha de que los documentos de los que parte la investigación puedan haber sido robados, tal y como ha denunciado el bufete Senn Ferrero, que se dedica al asesoramiento personalizado en materia legal, fiscal y laboral de deportistas.

El nombre de Jorge Mendes, representante de futbolistas de talla mundial, está también ligado al de este escándalo por el que los deportistas desviarían los fondos de sus derechos de imagen a empresas sin actividad fuera de España para no pagar impuestos en nuestro país o hacerlo como sociedades y no como IRPF.

Ingeniería fiscal para que aquellos que más ganan no paguen lo que legalmente corresponde mientras que los que seguimos arremolinándonos cada fin de semana frente a la pantalla sufrimos las consecuencias, en forma de recortes, de una crisis que no hemos provocado. La pregunta es qué hará ahora Hacienda y si iniciará una investigación paralela a la desarrollada por el EIC que determine la veracidad de la misma, las cantidades defraudadas y las acciones a emprender para recuperar un dinero que, fuera de fanatismos futbolísticos, se ha defraudado a todos los españoles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s