Podemos, en la encrucijada

Tras el intenso sábado pasado, con el Comité Federal del PSOE como auténtico protagonista de la jornada, este semana ha llegado el turno de Podemos de debatir sobre su futuro. El Consejo Ciudadano de la formación morada se ha reunido en el Círculo de Bellas Artes para analizar los acontecimientos de los últimos meses y determinar cuál debe ser el camino a emprender a partir de ahora. Podemos se encuentra en una encrucijada y debe comenzar a tomar decisiones acerca de cómo quiere seguir creciendo.

Las últimas semanas han dado para mucho en el seno de la formación de los círculos. El debate que hoy se ha trasladado al Consejo Ciudadano lleva reproduciéndose ya algún tiempo en los distintos actos a los que acuden sus líderes así como en redes sociales. Podemos debe decidirse entre dos posturas, las encarnadas por Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, que en este momento parecen encontrarse más lejos que nunca. Mientras que Iglesias defiende que ha llegado la hora de virar en su discurso hacia la izquierda y centrar su acción en la calle (muy clara fue su referencia a la presencia de diputados en desahucios), Errejón apuesta por el trabajo desde las instituciones, tengan el Gobierno o no, y la moderación del discurso para atraer a aquellos votantes que puedan sentir rechazo hacia los planteamientos más radicales.

La crisis del PSOE, sin embargo, ha suavizado bastante el ambiente en el que finalmente se ha celebrado este Consejo Ciudadano. El hecho de no tener que tomar una decisión sobre un posible apoyo a la investidura de Pedro Sánchez y la, dada por hecho en Podemos, abstención de los socialistas (o de la mayor parte de ellos) para investir presidente a Rajoy, ha permitido a la formación morada poder afrontar el debate meramente político, y no de gobernabilidad, con mayor serenidad. De hecho, entre sus asistentes, se ha destacado la altura del debate, desde distintas posturas y desde “el compañerismo honesto”, en clara contraposición a lo vivido hace apenas una semana entre las filas socialistas.

El objetivo de Podemos, de confirmarse la abstención del PSOE a la investidura de Rajoy, pasa por saber situarse no solo en el Congreso, sino también de cara a la ciudadanía, como la verdadera oposición al Gobierno de Rajoy. Una oposición consistente que le permita seguir creciendo y ganando la confianza de los votantes de cara a próximas citas electorales. Tras la carrera hacia las urnas, marcada por las continuas convocatorias electorales de los dos últimos años, ahora a Podemos le toca comenzar avanzar desde el debate y la reflexión. Ha llegado la hora de asentar sus órganos internos, eso sí, sin dejar de escuchar a quienes, desde la calle, han convertido a este partido en el huracán que, desde su aparición, ha conseguido remover a la clase política española. Esta es su encrucijada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s