Una ruptura con difícil vuelta atras

Ya advertíamos que la crisis del PSOE iba a generar muchos titulares a lo largo de esta semana y no nos equivocábamos. No es que esta que escribe sea más lista que nadie, es simplemente que esto que está sucediendo hoy se veía venir hace meses (si no años, desde aquel Congreso que Rubalcaba le ganó a Chacón).

Las últimas horas nos han dejado, tras la rueda de prensa de Pedro Sánchez, las opiniones de muchos de los que ahora están siendo calificados como “críticos” pero que no dejan de representar la opinión de un porcentaje importante de los socialistas que, a día de hoy, se encuentran totalmente divididos, casi me atrevería a decir que al 50 por ciento, entre quienes apoyan a Sánchez y quienes creen que se equivoca o, incluso, que no mira por la gobernabilidad del país sino por el mantenimiento de su poder en la organización.

Entre los comentarios de estos días ninguno ha sido tan claro como el del ex presidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE, Felipe González, en el programa Hoy por Hoy de la Cadena SER. González ha asegurado sentirse engañado por Sánchez y ha explicado que el actual secretario general de los socialistas le confirmó, tras las segundas elecciones, que no trataría de formar un Gobierno alternativo y que se abstendría en segunda votación durante la investidura de Rajoy. Nada de esto sucedió. 

Junto a Gozález, en las últimas horas, han salido otros líderes socialistas a dar su opinión sobre lo que está sucediendo en el seno del partido. Susana Díaz, secretaria general del PSOE de Andalucía, calificaba este martes la intención de Sánchez de convocar Congreso del partido como una “maniobra de distracción”. Tampoco se ha callado el líder de los socialistas castellanomanchegos, Emiliano García Page, que ha afirmado que si el Comité Federal del sábado no aprueba la convocatoria de Congreso, Pedro Sánchez debería dimitir.

Entretanto, en los mentideros políticos no dejan de correr rumores, como el que ha saltado en la mañana de este miércoles a los informativos relativo a que los críticos están buscando la mayoría en el seno de la Comisión Ejecutiva Federal para obligar a la salida de Sánchez y que una Gestora se haga cargo del partido.

Y mientras el PSOE se hace pedazos, seguimos sin hablar de como se acerca peligrosamente la fecha que volvería a suponer la disolución automática de las Cámaras y el camino hacia las terceras elecciones. En estos momentos imagino a Rajoy sentado en su despacho, sonriendo, mientras que espera una nueva convocatoria electoral en la que, de seguir la progresión, logrará, sin muchos problemas, hacerse con el Gobierno durante cuatro años más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s