¿Quién gana y quién pierde tras las elecciones en Galicia y País Vasco?

Han pasado menos de 24 horas desde que los colegios electorales cerraran sus puertas en Galicia y el País Vasco y la tormenta que presagiábamos este domingo es ya una realidad. Pero antes de entrar a analizar una tormenta de la que hablaremos durante días, es el momento de ver con cierta frialdad quién ha ganado y quién ha perdido en los comicios de este domingo.

Comenzando por Galicia, el gran ganador es, sin ninguna duda, el Partido Popular y su líder, Núñez Feijoo. Con una campaña en la que los tradicionales símbolos populares han sido invisibles, el candidato gallego ha conseguido revalidar su mayoría absoluta (41 escaños) sin que le haya pasado factura el fracaso en la investidura de Rajoy, la decisión de Rita Barbera de abandonar el partido pero no el escaño, o sus últimos años al frente del Gobierno. El PP gallego sale reforzado y da la vuelta a la tónica nacional, en la que los votantes populares se concentran entre las personas mayores, para situar su base de votantes en personas desde los 35 años. No hay duda de su victoria y ya hay quien desde Madrid comienza a señalar a Núñez Feijoo como posible sucesor de Rajoy.

En el País Vasco también gana el Gobierno. El candidato del PNV, Iñigo Urkullu, ha logrado revalidar su mayoría e incrementarla en un escaño (29). Su mensaje moderado y conciliador le ha hecho ganar la confianza de gran parte de los votantes vascos, a pesar de la importante entrada de Podemos en el parlamento. Además, el sistema de investidura (los parlamentarios sólo pueden votar a un candidato a la presidencia o abstenerse, no votar en contra), deja a Urkullu a un paso de la lehendakaritza sin necesidad de acuerdos (aunque estos serán indispensables para la aprobación tanto de los presupuestos como de las diferentes medidas que quiera poner en marcha durante los próximos 4 años). Él es también el gran ganador.

Fuera de Núñez Feijoo y Urkullu, nadie puede sentirse muy satisfecho con los resultados electorales. EH Bildu ha logrado mantenerse como segunda fuerza en el País Vasco pero perdiendo 4 diputados. Ni toda la polémica respecto a Otegui ha conseguido movilizar a un número superior de votantes, a pesar de que en su discurso en la noche electoral fuera de triunfalismo. En lo que se refiere a Podemos y Las Mareas, los resultados son innegablemente buenos, superando al PSOE en Galicia y situándose como primera fuerza nacional en el País Vasco, el problema son las expectativas que, en ambos casos, eran superiores. 

Finalmente a la hora de hablar de perdedores las cosas están bastante claras. El PSOE se enfrenta, de nuevo, a unos resultados que vuelven a poner sobre la mesa la pérdida de confianza de sus votantes y se ve superado por su gran bestia negra, Podemos, en los dos territorios. El PP en el País Vasco pierde un escaño pero su descalabro no parece tal si se compara con el de los socialistas, eso sí, ni siquiera una figura de talla nacional como Alfonso Alonso ha sido capaz de dar alas a los populares. Por último, pero no por ello menos importante, el otro gran derrotado es Ciudadanos que no ha logrado representación en estos comicios y ha pagado su acuerdo con el PP. Su votante objetivo se ha decidido por votar al original, el PP, y no a la que es considerada por muchos como una copia moderna.

Será en los perdedores, especialmente en el PSOE, en los que veamos más movimiento en estos días. Es la tormenta anunciada, que todo el mundo se ponga a cubierto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s