Un gran pacto de Estado por la Justicia

fiscalia

Fiscalía General del Estado / Foto: fiscal.es

Tenía la oportunidad este lunes de escuchar hablar a la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, y al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla, Lorenzo Del Río, sobre la necesidad de un gran pacto de Estado por la Justicia. Es curioso que en estos tiempos en los que los jueces son portada día sí, día también como protagonistas inesperados de las noticias sobre los numerosos casos de corrupción que salpican la actualidad política, poco o nada se hable sobre Justicia en la campaña electoral. El propio Lorenzo del Río lo subrayaba señalando, no sin resignación, que este ámbito no entra en campaña.

Esta falta de visibilidad, sin embargo, no impedía al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía poner sobre la mesa que ese pacto de Estado sería importantísimo e insitía en que los partidos políticos deben ser conscientes de que si se mejora en Justicia, los ciudadanos se van a sentir mucho más protegidos y, por tanto, se mejorará también la democracia. En la misma línea se manifestaba también la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal que señalaba que ha llegado el momento de que se plantee de una vez y de forma definitiva un gran pacto de Estado por la Justicia “que atribuya medios, que organice las reformas necesarias y articule las reformas de gestión, legales, normativas y de toda índole, para obtener una justicia más eficaz, más pronta, más rápida y más cercana al ciudadano”.

Y es que, precisamente Madrigal, ponía sobre la mesa uno de los grandes males que afectan a la Justicia en España, la lentitud. Una lentitud que la propia fiscal general del Estado señalaba que tiene efectos perversos, el primero y más evidente, el de las dilaciones, pero luego, aseguraba, tiene otro, menos visible pero igual de preocupante, el de “propiciar conformidades en los que la propia víctima accede a recibir un cuantum indemnizatorio más bajo pero real, inmediato, pronto y próximo, a la expectativa de recibir un cuantum superior, eventual, futuro e incierto”. Sin duda cuestiones que alejan al ciudadano de a pie de la Justicia y que hacen que la perciban como algo lejano, poco accesible y desigual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s