Investidura, primer round

Este martes, a las cuatro y media de la tarde, Pedro Sánchez se subía por primera vez al atril del Congreso para plantear su proyecto de Gobierno de cara a la investidura. Lo hacía 72 días después de las elecciones generales y tras un mes de negociaciones en el que ha logrado el apoyo de Ciudadanos, un acuerdo insuficiente para garantizarse salir elegido presidente tanto en primera como en segunda votación.

Pese a esta circunstancia, Sánchez comenzaba su discurso con seguridad, una seguridad que quienes acudían al Comité Federal que el PSOE celebraba este lunes aseguran que ya mostró frente a sus compañeros de partido. El Comité Federal apoyaba la decisión tomada por la militancia el pasado fin de semana respecto al acuerdo con Ciudadanos. Una decisión que, insisten desde el PSOE, no se circunscribe solo al acuerdo alcanzado con la formación de Albert Rivera sino que sigue abierto “a las fuerzas progresistas y de izquierdas”. Y así lo ha vuelto a expresar el líder de los socialistas en su discurso ante el Congreso.

Lo cierto es que sin el voto favorable o la abstención de Podemos y sus confluencias e Izquierda Unida los socialistas no tienen ninguna opción de alcanzar el Gobierno y, hasta el momento, ninguna de las dos formaciones ha dado la impresión de tener pensado dar su brazo a torcer.

Esta primera intervención de Pedro Sánchez ha servido también para poder observar las caras de los líderes del resto de los partidos. Mientras Mariano Rajoy gesticulaba con su cara cuando el socialista recordaba algunas de las medidas más polémicas de la pasada legislatura, Pablo Iglesias aplaudía irónicamente cuando Sánchez alababa la valentía de Albert Rivera para ser capaz de llegar a un acuerdo. Poco más. Habrá que esperar a la jornada de este miércoles para que sus caras y gestos se conviertan en discurso, discurso en el que ninguno de los dos se mostrará favorable a que el líder socialista sea investido presidente.

Si Pedro Sánchez quiere convertirse en presidente del Gobierno deberá incrementar sus esfuerzos negociadores para tratar de alcanzar, hasta el último momento, un acuerdo en el que estén dispuestos a participar Podemos e Izquierda Unida. La pregunta ahora es si ese acuerdo es factible con Ciudadanos de por medio, algo que parece poco probable pero que los socialistas tienen hasta el viernes para intentar lograrlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s