El año que vivimos electoralmente

Como cada final de año llega el momento de hacer balance de lo vivido durante los últimos 365 días, quizá los más electorales que recordamos. Lo cierto es que este 2015 ha finalizado tal y como comenzó, con parte de los europeos y con los españoles votando. 

Los primeros en votar en este 2015 eran los griegos, que en enero acudían a las urnas, en la primera de las tres citas electorales que afrontarían en el año, para darle la mayoría a la Syriza de Alexis Tsipras. Cuando pensábamos que nadie podía eclipsar el magnetismo del líder griego llegaba para convencernos de lo contrario su ministro de Economía, Varoufakis, que plantaba cara al Eurogrupo y la troika durante meses con el objetivo de evitar un nuevo rescate al país heleno. Durante meses el conjunto de la Unión Europea miraba hacia Grecia con el temor de una posible salida del euro entre las posibilidades, mas si cabe tras la decisión del Ejecutivo de Tsipras de convocar un referéndum sobre la aceptación de un nuevo rescate. Era la segunda vez que los griegos tenían que acudir a las urnas, para decir Si o No a la propuesta de la troika. El No ganaba pero pese a todo el Ejecutivo griego acababa aceptando un documento de rescate muy similar al ofrecido inicialmente, lo que derivaba en la dimisión de Varoufakis y la convocatoria, de nuevo, de elecciones generales. Una cita que volvía a ganar Syriza, con Tsipras a la cabeza, pero con parte del sector más radical que la vio nacer fuera del partido.

Ya en España, los primeros en votar este año eran los andaluces. El PSOE, con Susana Díaz al frente por primera vez, lograba hacerse con la victoria. Una mayoría que obligaba a los socialistas a las búsqueda de pactos para alcanzar el Gobierno y que, tras semanas de conversaciones, acababa alcanzando con Ciudadanos. Los de Juan Marín permitían la investidura de  Susana Díaz tras alcanzar, al igual que Podemos, la representación en el parlamento andaluz por primera vez.

Y, después de los andaluces, llegaba la hora de que ejercieran su derecho a voto el resto de los españoles en los comicios municipales y autonómicos que mas expectación han generado en los últimos años. Las dos formaciones más jóvenes, Ciudadanos y Podemos, lograban acceder a las instituciones, en el caso de los últimos logrando alcaldías como las de Madrid y Barcelona con Manuela Carmena y Ada Colau al frente. Ambos partidos se convertían además en la llave de gobierno para PP y PSOE en ayuntamientos y autonomías (casos de Madrid o la Comunidad Valenciana) y mostraban a las claras sus candidaturas de cara a las generales.

Pero antes de nuestras generales se votaba en Portugal. Unas elecciones en las que obtenía la mayoría la derecha pero que finalmente acababa con una coalición de izquierdas al frente del Gobierno. 

Y en Cataluña. El 27 de septiembre se celebraban los comicios catalanes planteados por las fuerzas independentistas en términos de referéndum sobre la independencia catalana. Unas elecciones que se saldaban con la mayoría de los catalanes apoyando a partidos no independentistas pero en las que el número de diputados favorecía a los pro secesión. En este final de año seguimos sin saber si Junts pel Sí y las CUP lograran llegar a un acuerdo que satisfaga a las bases de las CUP y decidan dar el apoyo a Artur Mas para que se convierta en president. Habrá que esperar al 2 de enero para conocer el nuevo capítulo en el culebron catalán. 

Finalmente, el pasado día 20 se celebraban las eleciones generales. Unos comicios en los que el Partido Popular volvía a convertirse en la fuerza más votada pero que nos dejaban un parlamento cuatricolor con Podemos y Ciudadanos como tercera y cuarta fuerza. El candidato de los populares ya ha iniciado sus contactos para tratar de formar Gobierno, unos contactos que no le garantizan la investidura hasta el momento pero para los que aún tiene tiempo.

2015 ha sido el año de la campaña electoral continua y deja la puerta abierta a, al menos, dos nuevas citas en nuestro país en 2016: la repitieron de las catalanas si no existe acuerdo entre Junts Pel Sí y las CUP y de las generales si los cuatro partidos mayoritarios no logran una convicción de acuerdos que permitan a uno de ellos formar Gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s