Jesús Cintora: “El periodista hoy día lo tiene complicado para trabajar con honestidad”

IMG-20151119-WA0007

Jesús Cintora durante un momento de la entrevista

El periodista Jesús Cintora ha sido esta semana uno de los ponentes invitados al curso de otoño ‘Educación y Medios de Comunicación’. Antes de eso tuvimos la oportunidad de charlar con él y de tratar la situación del periodismo en la actualidad marcada por la crisis económica y por la influencia de los partidos políticos.

Pregunta: ¿En qué te vas a centrar durante tu intervención en este curso?

Respuesta: Me están pidiendo hacer conferencias y lo que estoy haciendo es basarlas en un libro que he escrito que se llama ‘La hora de la verdad’ (Editorial Espasa) que se centra en la realidad de lo que está ocurriendo en la vida de la gente. Hacerlo, además, desde el prisma de un periodista que se da cuenta de que tenemos una tasa de desempleo juvenil altísima, de que hay infinidad de casos de corrupción y que no se juzgan: la Gurtel, los ERE, lo de Urdangarín, lo de Puyol, la Púnica… ¿sigo? Es una barbaridad….Eso se ha reunido en un libro y me permite hacer charlas mientras preparamos programa para la televisión y a ver si es cierto que ve la luz. Pero si la ve no será antes del año que viene.

P: Pero ¿tú sigues vinculado a Mediaset?

R: Sí, tengo un contrato hasta marzo. Estamos preparando un programa y el primer capítulo terminará de ultimarse la próxima semana. Pero aún no hay fecha de emisión… En el libro, por cierto, he tenido la oportunidad de encontrarme con gente como Iñaki Gabilondo, mi maestro en la radio, con gente que tuvo mucho que ver con el programa de televisión que presenté (‘Las mañanas de Cuatro’) como Pablo Iglesias, Miguel Ángel Revilla, Antón Losada… Y ahí están en el libro.

P: Tu ponencia se titula ‘Empresas periodísticas… ¿cuánto influyen las empresas periodísticas en la política y cuánto la política en esas empresas periodísticas?

R: Pues mira hemos llegado a un punto en el que los políticos te lo reconocen en privado y es que no se sabe quién manda más: si los poderes empresariales o los poderes políticos. Dicho de otra forma: estamos en un momento en este país en el que los poderes empresariales tienen controlado el cotarro. Eso está ocurriendo y ves que se está produciendo un cambio en la línea editorial de ciertos medios que atraviesan problemas económicos y hay bancos que a cambio de ponerles una respiración asistida los está condicionando. También sabemos que políticamente hay una influencia tremenda de esos poderes tanto para subirlos como para bajarlos. Eso lo he visto y está siendo muy clamoroso en esta época preelectoral.

P: ¿Qué puede hacer el periodista para contrarrestar esa influencia?

R: Lo tiene complicado si tratas de hacer tu trabajo con mucha sinceridad. Al final mucha gente se deja llevar por cómo está montado esto y puedes llegar a ser consciente de que las influencias que existen para no hablar mal de determinados sectores, empresas o partidos políticos cuando hay canales de televisión por conceder terminan influenciando. Lo cual no quita para que pensemos que hay muchos periodistas que trabajan decentemente y con honestidad. Pero sí hay tentaciones por comprar periodistas y no hablo de darles un sobre al final de mes, que también ocurre, pero sí de arrimar el ascua a tu sardina y tener bien colocado a un periodista en determinada tertulia o programa. Eso pasa.

P: Pero, al margen del periodista que se deja influenciar, ¿qué pasa con el que simplemente tiene miedo de perder su trabajo?

R: Eso también está ocurriendo. Ha habido una precarización del periodismo y se ha producido un recorte inmenso de puestos de trabajo. Ha habido también recorte de sueldos y en la profesión se aprovechan de la vocación. Hay mucha gente que hasta paga por ello. Yo el otro día me encontré a un compañero periodista en Asturias que me decía que se pagaba el autobús para ir a Madrid porque quería aprender… y tiene casi 30 años. Eso ocurre y yo he trabajado gratis en la radio. Pero claro, lo hacía con 21 años y no puedes estar así toda la vida. En cierta forma hemos permitido esa precarización y permitimos también ruedas de prensa sin preguntas, intervenciones del presidente del Gobierno a través de un plasma… Solo quiero decir una cosa: lo que se permita de recortes de libertad en el periodismo acabará pasando factura a la sociedad en general. Una sociedad que quiere avanzar tiene que tener un poder crítico, tiene que ser capaz de detectar lo que está mal para que sus dirigentes intenten arreglarlo… y en esa labor tiene que estar el periodista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s