Comienza la precampaña: Concordato y concertinas

La precampaña que culminará en las elecciones generales del 20 de diciembre ha empezado, es una realidad de la que ya no podremos huir. Y a veces, cada vez que se inicia uno de estos periodos de promesas, compromisos y buenas palabras por parte de nuestra clase política me entra la duda de si de verdad piensan que los votantes somos tontos o, simplemente, que tenemos menos memoria de que Dori en ‘Buscando a Nemo’.

Y aquí van un par de ejemplos que, en esta ocasión, se refieren al PSOE pero que, como bien os daréis cuenta en los próximos meses, no son casos aislados que afecten a un solo partido. En la última semana hemos conocido algunas de las propuestas que los socialistas han incluido en su borrador de programa electoral, un programa en el que los socialistas siguen trabajando y que, según han explicado, sigue abierto a las opiniones y propuestas de los ciudadanos. Pues bien, entre los compromisos que se han dado a conocer se encuentra la salida de la religión de las aulas, tanto en los centros públicos como en los privados, y la revisión del Concordato con la Santa Sede. ¿Es la primera vez que escuchamos una promesa de este tipo? Ya durante las dos legislaturas del socialista José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno se habló mucho de esta posibilidad, de hecho, el ejecutivo de Rodriguez Zapatero llego a elaborar un proyecto de reforma de la Ley de Libertad Religiosa que, finalmente, quedaba aplazado por considerar que era un asunto “necesario pero no urgente”. ¿De qué modo ha cambiado la situación para que los socialistas vuelvan a considerar la urgencia de esta medida? ¿O se trata, quizás, de una forma de intentar recuperar votantes por la izquierda?

Otra de las propuestas socialistas que hemos conocido en los últimos días es la que pretende la retirada de las concertinas de las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla así como la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana que legaliza las devoluciones en frontera, las conocidas como devoluciones en caliente. Lo cierto es que en este asunto también debemos mirar hacia atrás en el tiempo, concretamente al año 2005, fecha en la que, tras los continuos intentos de entrada masivos de migrantes en las dos ciudades autónomas, un Gobierno socialista, el de Rodríguez Zapatero, decidía instalar estas cuchillas en todo el perímetro fronterizo. En lo que se refiere a las devoluciones en caliente, han sido una práctica habitual en las dos ciudades autónomas tanto con gobiernos populares como con ejecutivos socialistas en La Moncloa, eso sí, en ninguno de los casos se han reconocido como prácticas ilegales. Ahora, el PSOE de Pedro Sánchez se compromete a poner fin a ambas situaciones ¿Es un compromiso real? ¿Por qué no se actúa con las mismas convicciones desde el Gobierno que desde la oposición?

Lo cierto es que la desafección política de la sociedad española es más que evidente y tiene muchas causas, no solo la corrupción que parece haber campado a sus anchas en gran parte de las formaciones políticas tradicionales, y una de ellas es también el incumplimiento de ciertas promesas electorales, situadas en el ámbito moral, que para los votantes también son fundamentales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s