Irene Lozano se cambia de acera

Irene Lozano, ahora en el PSOE

Irene Lozano, ahora en el PSOE

Cuando ya creíamos los fieles seguidores de las andanzas de Unión, Progreso y Democracia habían terminado, esta semana la noticia de la espantada de Irene Lozano nos ha hecho saltar los esquemas. Asumo entonces que los magenta son la formación de las sorpresas y de los giros inesperados.

Para hablar de la salida de Irene Lozano es necesario tirar de hemeroteca para recordar aquel mítico “Querido Paco”. No he podido olvidar su carta a Francisco Sosa Wagner. Una carta en la que, entre otros asuntos, Irene se confesaba comprometida con el programa y los votantes de UPyD. Su confianza en aquel momento era tal que hasta afirmaba que se sentía parte de algo mucho más grande que ella misma.

De hecho, y tras cuatro años como diputada en el Congreso de los Diputados, Lozano decidió presentarse a las primarias para suceder a Rosa Díez (de quien, por cierto, fue durante mucho tiempo su mano derecha) el pasado verano. Sin embargo su candidatura fue derrotada por la de Andrés Herzog.

La misma Irene que ha criticado sin descanso el bipartidismo y también al Partido Socialista (especialmente en asuntos de corrupción) ha decidido unirse a esta última formación lo que ha provocado un verdadero terremoto en los últimos días. No tanto ya entre los magenta (más que nada porque casi no quedan) sino en las propias filas socialistas. Aunque, eso sí, la tormenta interna apenas se ha dejado notar a la hora de la votación del Comité Federal para dar luz verde a las listas de los socialistas a las próximas elecciones generales del 20 de diciembre.

El hecho de que el PSOE, y otros tantos partidos en España, necesiten una renovación no da respuesta lógica a que Irene Lozano haya sido incluida en la lista para Madrid. La ya exmiembro de UPyD será la número cuatro de los socialistas y se ha negado a pedir perdón por acusaciones pasadas. Por el contrario Pedro Sánchez avala su trayectoria y dice haberla elegido por su preparación y su solvencia. La propia Lozano considera que Sánchez le ha ofrecido una verdadera oportunidad de cambiar España y que confía plenamente en el proyecto socialista.

Pero, más allá de polémicas, lo cierto es que será el 20 de diciembre el día en el que se comprobará que esta apuesta arriesgada de los socialistas es lo que realmente reclamaban los votantes. O si, por el contrario, Sánchez termina fuera de La Moncloa y con un partido dividido. Mientras tanto nos divertiremos aunque, desde luego, no tanto como Francisco Sosa Wagner.

Anuncios

Un comentario en “Irene Lozano se cambia de acera

  1. Pingback: De listas y programas « Demasiadas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s