Junts pel Sí, junto a las CUP, podría alcanzar la mayoría absoluta en escaños pero no en votos

Porcentaje de Intención de voto en las Catalanas

Porcentaje de Intención de voto en las Catalanas

Hace apenas unos días se publicaba el barómetro electoral del CIS para las elecciones catalanas. Un barómetro que ha dado mucho que hablar en los primeros días de la campaña electoral catalana en la que, como era más que previsible, los líderes nacionales están centrando sus esfuerzos. De hecho, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acompañará durante cinco jornadas a sus compañeros del PP catalán, mismo número de días que Pedro Sánchez, candidato a las generales del PSOE, pretende acompañar a Iceta y los suyos. No son los únicos. Pablo Iglesias estará en Cataluña en 9 ocasiones a lo largo de esta campaña para dar su apoyo a Catalunya Sí Que Es Pot, mientras que Albert Rivera será el que más días intervenga en la campaña catalana junto a la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Rivera pasará 10 días en Cataluña, algo poco sorprendente teniendo en cuenta que es su lugar de residencia y el de nacimiento de la formación naranja.

Volviendo a la encuesta electoral del CIS, hay varias cuestiones que poner sobre la mesa. La candidatura independentista, encabezada por Raul Romeva, alcanzaría un 38’1 por ciento de los votos que quedarían traducidos a escaños entre los 60 y los 61. Teniendo en cuenta que en Junts Pel Sí concurren formaciones como Convergencia y Esquerra, cuya suma en las últimas elecciones catalanas alcanzó los 71 diputados, este resultado no debería dejar con buen sabor de boca a ninguno de los integrantes de la candidatura conjunta. Es cierto que, pese al revés en los resultados, existiría una opción de que los independentistas pudieran hacerse con la mayoría absoluta: el acuerdo con las CUP que, según el propio barómetro del CIS, alcanzarían los 8 escaños. El número exacto para que la suma de ambos resultados (68-69) alcance la mayoría absoluta. Una mayoría absoluta en escaños que, sin embargo, no lo sería en porcentaje de votos. La suma de ambas candidaturas no alcanzaría más del 44 por ciento de los sufragios. Además, las CUP se encontraría en disposición de poner sus condiciones para alcanzar un acuerdo, entre ellas que la futura presidencia de la Generalitat no recayera sobre Mas ni sobre Romeva, sino sobre el responsable de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras.

De convertirse en realidad este sondeo, la Generalitat tendría un nuevo primer grupo en la oposición, Ciudadanos. La formación encabezada por la única candidata (todos los demás son hombres), alcanzaría el 14’20 por ciento de los votos y entre 19 y 20 escaños. Los de Inés Arrimadas lograrían, de este modo, mejorar en mucho sus resultados, sumando entre 10 y 11 diputados más que tras las últimas elecciones. Un éxito que mantendría la línea de crecimiento que el partido naranja está viviendo en los últimos meses en el resto del país. Muy cerca de Ciudadanos se sitúa, siempre según el barómetro del CIS, la otra candidatura de confluencia, Catalunya Sí Que Es Pot, que alcanzaría un 13’9 por ciento de los votos y entre 18 y 19 diputados, 6 más de los logrados por ICV (único miembro de la candidatura que contaba con representación en el Parlament) tras los anteriores comicios.

Quienes continúan con su particular travesía del desierto en Cataluña, también en este sondeo, son los dos grandes partidos tradicionales a nivel nacional. El PSOE no superaría el 12’2 por ciento de los votos y los 16 o 17 escaños, frente a los 20 obtenidos tras la última cita electoral catalana. Ni la presencia de Pedro Sánchez, ni los virales bailes de Iceta, parece que vayan a mejorar los resultados de un PSC de capa caída por la indefinición mantenida durante años en su postura respecto a la independencia y los problemas internos. El PP, por su parte, tras cambiar al candidato a apenas un mes de la cita electoral, también continúa cayendo. Los de García Albiol, el candidato que prometía “limpiar” (y no precisamente de suciedad) las calles de Badalona, no superarían el 9’4 por ciento de los votos y caerían de los 19 escaños que mantenían en esta legislatura a un máximo de 12 o 13.

Especialmente duro ha sido el barómetro del CIS para Unió, que tras su separación de Convergencia, no contaría con ningún escaño. El líder, que no candidato, del partido, Duran i LLeida, tiene su propia explicación, la de la existencia de un amplio porcentaje de voto oculto que iría dirigido a su partido.

Para finalizar, hay que tener en cuenta otra de las claves de este sondeo, el elevado porcentaje de indecisos. Más de un 26 por ciento de los catalanes aún no ha decidido a quien destinará su voto el próximo día 27. Un porcentaje que podría hacer cambiar, y mucho, todo lo anterior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s