Reformas en el Tribunal Constitucional

Sede del Tribunal Constitucional en Madrid

Sede del Tribunal Constitucional en Madrid

Comenzado ya de forma oficial el curso político tras el parón veraniego son muchas las cuestiones que, sin duda, nos van a mantener atentos durante los próximos meses. Al panorama internacional, en el que destaca el futuro de Grecia y la difícil situación de los miles de refugiados que están llegando a Europa, se suma el anuncio, aún no confirmado, de que las Elecciones Generales se celebrarán el 13 o el 20 de diciembre (gracias Rajoy, por jodernos el mejor puente del año) y la rebelión catalana. Una rebelión que esta semana ha vuelto a tener un nuevo capítulo, el enésimo que contamos en este blog y que, a buen seguro, no será el último. A las puertas de una Diada y con los comicios “plebiscitarios” a la vuelta de la esquina, este mes de septiembre mirará de nuevo a Cataluña.

Pero vayamos por partes porque la primera mención va para la alcaldesa de Barcelona. Ada Colau ha confirmado que no asistirá a la manifestación convocada el próximo 11 de septiembre. Su ausencia en los actos conmemorativos de la Diada se ha justificado por una sola razón: estos actos tendrán referencia explícita a las elecciones del 27S. Colau defiende así su rol institucional. Un gesto que aplaudo teniendo en cuenta que, en los últimos años, la Asamblea Nacional Catalana se había erigido como protagonista indiscutible de este evento. A pesar de eso, sí habrá representación del ayuntamiento catalán en cada uno de los actos que se convoquen para esa jornada tan especial para los catalanes.

El anuncio de Colau, eso sí, no deja de ser mera anécdota si lo comparamos con el tsunami que ha provocado la intención del Gobierno de Mariano Rajoy de reformar, por la vía de urgencia, el Tribunal Constitucional con el objetivo claro de sancionar a cualquiera que incumpla sus sentencias. De hecho, si todo marcha según lo previsto, esta reforma quedaría definitivamente aprobada apenas dos días después del 27 de septiembre. En casos extremos, estos cambios en el Constitucional avalarían una posible incapacitación de Artur Mas al frente de la Generalitat si este continúa poniéndose el mundo por montera.

Sin embargo esta reforma no vendrá acompañada, por el momento, por el respaldo de ningún otro partido político. Tanto el Partido Socialista como Ciudadanos o Podemos se han mostrado contrarios a esta decisión de los populares. Tampoco ha tardado en reaccionar el gobierno catalán. En palabras de su portavoz, Nuria Munté, esta novedad no es más que la manipulación del Tribunal Constitucional con fines electoralistas. Yo solo me pregunto si no se equivoca Rajoy al hacerlo de una manera tan precipitada y si no demuestra darle más importancia al proceso independentista.

En definitiva, septiembre llega cargado de novedades y tanto el gobierno central como el catalán se preparan para el que será un mes apasionante. ¿Se romperá la legalidad? ¿Será esa ruptura el comienzo de una vía muerta para Cataluña como teme Felipe González? Muchos, muchísimos interrogantes a resolver de cara a ese 27 de septiembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s