Aviso en Francia: Le Pen dejaría fuera de la carrera presidencial al Partido Socialista

Francia no celebrará elecciones presidenciales hasta 2017 pero el panorama no es nada halagüeño para el Partido Socialista del actual presidente Hollande y el primer ministro Valls. Según la encuesta electoral realizada por la firma IFOP para París Macht, los socialistas no superarían, en el mejor de los casos, el 22 por ciento del voto en la primera vuelta, unos datos con los que, a la vista del sondeo, no tendrían suficiente apoyo para acceder a la ronda definitiva.

Relacionado con la caída en picado de los socialistas, se encuentra el dato más significativo (y preocupante) de la encuesta de intención de voto realizada por IFOP.  Tras entrevistar a un total de 950 personas entre los días 17 y 19 de agosto la conclusión es clara: la ultraderechista Marine Le Pen sería la vencedora de la primera ronda de las presidenciales francesas si se celebraran ya. Le Pen se sitúa en cabeza de la carrera hacia el Elíseo con un apoyo de entre el 26 y el 27 por ciento de los votantes franceses, seguida por el ex presidente Sarkozy, con un 24 por ciento. Si François Hollande repitiera como candidato de los socialistas (algo que ha asegurado que no hará de no conseguir una reducción de las tasas de paro), el apoyo de los franceses sería del 20 por ciento, un resultado algo mejor, del 22 por ciento, obtendría el primer ministro Manuel Valls.

Lo cierto es que los datos del sondeo para París Macht continúan marcando la línea ascendente del Frente Nacional desde las pasadas Europeas (2014) en las que, con una participación del 43 por ciento, Le Pen alcanzaba un 26 por ciento de los apoyos frente al 20 por ciento de la UMP y el raquítico 13’8 por ciento del Partido Socialista Francés.

La pregunta es dónde está obteniendo los votos el Frente Nacional, una formación ultraderechista, xenófoba y antieuropeista que, pese a haber modernizado su imagen y su lenguaje, sigue capitaneando estos principios. De acuerdo precisamente con los resultados de las pasadas Europeas, los de Marine Le Pen obtuvieron gran parte de su apoyo de los menores de 35 años y las clases populares, un caladero tradicional de voto de los socialistas. En concreto el Frente Nacional obtuvo el apoyo del 30 por ciento de los jóvenes y el 43 por ciento de los obreros. En la otra cara de la moneda, tan solo un 8 por ciento de los obreros apoyaron al Partido Socialista, un aviso para navegantes.

De continuar esta tendencia serán Le Pen y Sarkozy, ultraderecha frente a derecha, los que se enfrenten por la presidencia de la Republica Francesa. Los socialistas deben preguntarse cuáles han sido sus errores y tratar de enmendarlos durante el próximo año para movilizar al electorado más progresista. La otra gran pregunta que deben plantearse es qué está sucediendo en la sociedad francesa para que un discurso claramente xenófobo haya calado con tanta fuerza. Si no lo consiguen, el Frente Nacional partirá con verdaderas opciones de convertir a Marine Le Pen en la nueva inquilina del Palacio del Elíseo. La ultraderecha, al frente de Francia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s