El CIS de julio da alas al Partido Popular

slide1La publicación del barómetro del CIS el pasado miércoles volvía a dar alas al Partido Popular que, tras los malos resultados de las pasadas elecciones municipales y autonómicas, parece recuperar fuelle y se sitúa, si tenemos en cuenta la estimación de voto (es decir los datos “cocinados”), como primera fuerza política con un 28’2 por ciento. Una subida de casi 3 puntos respecto al último barómetro electoral que permite tomar aire a los de Rajoy a apenas cuatro meses de las elecciones generales que, todo parece indicar, se celebrarán el 13 o el 20 de diciembre. Siguiendo con la estimación de voto, el segundo partido más apoyado sería el PSOE, con un 24’9 por ciento, mejorando en medio punto su resultado de abril y mantiniéndose en la lucha con los populares. Quienes siguen de capa caída en esta encuesta electoral son los dos partidos emergentes, Podemos y Ciudadanos. Los de Pablo Iglesias se quedan en el 15’7 por ciento en la estimación de voto, frente al 16’5 de abril, y los de Albert Rivera bajan del 13’8 al 11’1.

Lo cierto es que el panorama de pactos tras las pasadas elecciones autonómicas, el papel de víctima asumido por el PP y la tibia recuperación económica que se vende desde el Gobierno, parecen pasar factura a las formaciones emergentes y cargar las pilas a un Partido Popular que empleará, a partir de ahora, el documento de los Presupuestos Generales del Estado para 2016 como piedra angular de la precampaña. Un documento presupuestario que incluye rebajas en el IRPF, la ampliación de la tasa de reposición en las administraciones públicas (en algunos casos hasta el 100 por 100), el incremento del salario de los funcionarios en un 1 por ciento o la devolución de la paga extra perdida por los empleados públicos en 2012. Poco han tardado los partidos de la oposición en salir a criticar un documento que consideran una trampa a la ciudadanía y un catálogo de promesas electorales más que un proyecto elaborado desde el rigor.

Volviendo a la intención de voto, dejando de lado la estimación, lo cierto es que teniendo en cuenta la respuesta directa, el PSOE sería el ganador de las elecciones con un 17’3 por ciento de los sufragios, seguido del PP con el 16 por ciento, Podemos con el 12’6 y Ciudadanos con el 7’7. De nuevo la intención directa de voto no se corresponde, en el vencedor, con la estimación para la que se tienen en cuenta otras variables y valoraciones como el recuerdo de voto.

Los resultados aportados por el CIS correspondiente al mes de julio vuelven a poner sobre la mesa la más que posible necesidad de pactos postelectorales para conformar Gobierno tras las elecciones de diciembre. Unos pactos postelectorales que determinarán el desarrollo posterior de los diferentes partidos en liza y que, hasta el momento, no están nada claros. Lo cierto es que se avecina un trimestre apasionante, con unas elecciones catalanas en el camino, y la vida como una precampaña continua. Disfrutadlos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s