Greferendum

grecia ueToda Europa tiene puesta la mirada este 5 de julio en Grecia. Diez millones de griegos votan desde las siete de la mañana hora local (las seis en España) sobre si aceptan o no la última propuesta de las instituciones europeas, que acarrearía para los ciudadanos helenos nuevos sacrificios y recortes en su ya maltrecha situación económica. Gran parte de los líderes europeos, tanto de las propias instituciones de la Unión como pertenecientes a los diferentes gobiernos nacionales, han planteado esta consulta como un sí o un no a la permanencia de Grecia en el euro, una interpretación que se encuentra muy lejos de la que plantea el Ejecutivo de Alexis Tsipras, la de que, ante nuevos recortes que afectan a la vida diaria, son los ciudadanos los que deben poder decidir porque es su futuro el que está en juego. En ningún caso, explica el Gobierno griego, un No a este acuerdo implica un salida de moneda única

Nai (sí) y Oxi (no) son probablemente las dos palabras que mas hemos visto y oído en los medios en referencia a Grecia durante la última semana. Los griegos se encuentran divididos entre las opciones de este referendum y los primeros sondeos hablan de un empate técnico que estaría en manos del 12 por ciento de indecisos inclinar hacia una u otra dirección.

Lo cierto es que el apoyo al No ha ido cayendo durante la última semana. Sus partidarios siguen llenando la plaza Syntagma pero son muchos los griegos de a pie en los que ha comenzado a calar el discurso del miedo. Un discurso del miedo que se ha visto incrementado por el denominado “corralito”, la limitación de sacar de los cajeros un máximo de 60 euros diarios, los pensionistas haciendo cola para recibir parte de su pensión, las advertencias de que si se opta por el No esto que han visto no será más que el principio…

Mención aparte merecen las declaraciones de algunos líderes europeos y españoles que pretenden que la situación de Grecia se convierta en un ejemplo para los ciudadanos de todos aquellos países que en los próximos meses vivirán sus elecciones generales y que pueden apostar por opciones diferentes a las tradicionales. Son estos líderes los que aprovechan la tragedia griega para señalar al Gobierno de la izquierda radical de Syriza como culpable de todos los males del país. A todos ellos se les olvida advertir que Tsipras solo es primer ministro desde hace cinco meses y que quien llevó a los griegos a su actual situación no fue Syriza sino quienes falsearon las cuentas con la ayuda de Goldman Sachs para entrar a formar parte de la moneda única y durante años no fueron capaces de acometer las reformas estructurales necesarias para sanear la economía griega. Los mismos que ahora en sus diferentes marcas nacionales agitan la bandera del miedo, un miedo que esta noche veremos si ha calado entre los griegos.

A las siete cierran los colegios electorales. Apenas un par de horas después está previsto que se conozca si gana el Oxi o el Nai. A partir de ese momento el gobierno griego y las instituciones europeas tendrán que seguir jugando su partida y dar el siguiente paso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s