¿Grexit?

Los griegos votarán el próximo 5 de julio si aceptan las propuestas de la troika que, de nuevo, les exigen asumir sacrificios en su vida diaria. Este sábado el parlamento griego votaba al última hora de la noche la idoneidad de la celebración de este referéndum, una consulta que quedaba aprobada con los votos a favor de Syriza y ANEL (los socios de gobierno) así como del partido de extrema derecha Amanecer Dorado. Ahora, en apenas una semana, los griegos decidirán si están dispuestos a seguir sacrificándose por la pertenencia a la moneda única, valorarán pros y contras, y ejercerán algo tan básico como su derecho democrático a manifestar su opinión sobre algo que afectará de forma directa a sus vidas ¿Dónde está el problema? ¿Por qué se echan las manos a la cabeza los representantes del resto de países de la eurozona?

En realidad, si echamos la vista atrás, no es este el primer referéndum que se plantea en Grecia desde el inicio de la crisis. El dirigente del PASOK, Papandreu, ya propuso, en su etapa al frente del Gobierno, en 2011, que fueran los griegos los que expresaran su opinión sobre el segundo rescate. La presión de las instituciones, sin embargo, pudo con Papandreu que retiró la consulta y dio la estocada de muerte al Partido Socialista Griego.

Mirando hacia Grecia, tras seguir atentamente los acontecimientos de los últimos días, no puedo dejar de pensar en el fracaso de la Unión Europea. Las instituciones europeas se han demostrado absolutamente ineficaces para hacer frente a la primera gran crisis desde su creación y la voluntad de acuerdo democrático ha sido sustituida por la imposición de unas medidas que se fijan más en los mercados financieros que en las personas. En definitiva, un nosotros o contra nosotros en el que los dirigentes griegos han sido los primeros en romper la baraja y preguntar a sus ciudadanos si ese es el camino por el que desean seguir.

Ahora que parece que la salida de Grecia del euro, tan amenzada durante años, podría hacerse realidad, me pregunto si realmente los países del viejo continente, los que durante años se han definido como garantes de los valores la igualdad y la democracia, la Europa social, eso que siempre nos han vendido que implicaba pertenecer a la Unión Europea, van a dejar caer a uno de sus miembros sin mirar atrás y sin remordimientos. Esta sería la confirmación de lo que muchos sospechamos desde hace años, esta Europa es la de los mercados, la de los intereses de los poderosos y nunca, nunca, a pesar de lemas y campañas publicitarias, ha sido la de los ciudadanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s