Tiempo de pactos

Es tiempo de pactos. Por activa y por pasiva hemos oído repetirse esta frase en los últimos meses y, muy especialmente, durante las últimas semanas. La política en España entra en una nueva dimensión, ajena a nosotros, muy habitual en otros países europeos (no puedo evitar acordarme de la magnífica Borgen), en la que las distintas formaciones tienen que poner propuestas sobre la mesa, debatir y ceder para conseguir formar gobierno.

remix logosEn apenas 24 horas hemos conocido los dos primeros frutos de este nuevo tiempo de pactos y los dos tienen como protagonista a uno de los partidos emergentes, Ciudadanos, que permitirá el Gobierno de la candidata del PP, Cristina Cifuentes, en Madrid y de la del PSOE, Susana Díaz, en Andalucía. Arriesgada estrategia la de los de Albert Rivera que puede pasarles una amarga factura de cara a las elecciones generales en un país poco acostumbrado a este tipo de ambigüedades ideológicas. Y es que hoy mismo son muchos los que ya no sé plantearán votar a Ciudadanos por apoyar al PP en Madrid, prácticamente los mismos que dejarán de verles como opción por apoyar al PSOE en Andalucía.

El problema reside, además, en el incumplimiento de algunas premisas marcadas como básicas por la formación naranja. De un lado la aseveración de que no cambiarán apoyos por sillones, un valor que parece haberse dejado de lado en Madrid donde, afirman los medios de comunicación, una vicepresidencia ha sido el empujón necesario para que su apoyo termine de decantarse hacia Cifuentes. De otro la regeneración y la puesta en marcha de medidas contra la corrupción, premisa clave en Andalucía donde el apoyo de Marín a Díaz pasaba por la salida de Chaves y Griñan, y Chaves, al menos por el momento, seguirá siendo diputado en el momento en que los naranjas se abstengan para que el PSOE consiga la investidura de su candidata.

Muy probablemente hayan sido muchas otras consideraciones las que hayan llevado a Ciudadanos a tomar estas decisiones, consideraciones que hasta el momento no se han transmitido al votante. Es por eso que una de las cuestiones clave en este tiempo de pactos debe ser la comunicación, el saber explicar y transmitir porque es factible pactar en diferentes territorios con diferentes opciones políticas que, en cuestiones concretas, además, se encuentran en las antípodas. Ese va a ser uno de los factores que va a determinar el éxito o el fracaso de las distintas formaciones de cara a las generales, que sean capaces de explicar a su público objetivo las razones por las que lo que es válido en un ayuntamiento o comunidad no lo es en la de al lado.

Bonita época ésta que nos permitirá ser testigos privilegiados de como el multipartidismo obliga a cambiar a la clase política de nuestro país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s