Mahmud Traoré: “Nos toca a nosotros, como jóvenes y futuro de África, contar como son realmente las cosas”

Mahmud Traoré en Ceuta / Foto: @LOrtizGomez

Mahmud Traoré en Ceuta / Foto: @LOrtizGomez

Mahmud Traoré llegó a España hace diez años. Lo hizo, como muchos de sus compañeros de aquella época, saltando la valla fronteriza que separa Marruecos de Ceuta, la misma valla que se convirtió en protagonista en los medios de comunicación precisamente por la entrada de personas migrantes que no dudaban en jugarse la vida, primero hasta alcanzarla y luego hasta lograr sortearla. Diez años después, Mahmud Traoré ha contado su viaje en un libro y ha vuelto al primer lugar que pisó en España, a la ciudad autónoma, para compartir su experiencia con aquellos que acaban de llegar. Nos lo ha contado para De Vuelta y Vuelta

Pregunta: Hace apenas unos días pasabas por Ceuta, la ciudad a la que llegaste hace 10 años, para ofrecer una conferencia en el marco de unas jornadas de Educación Social en las que también participaban algunos residentes en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes. ¿Qué es lo que contabas a quienes se acercaron a escucharte a aquella conferencia?

Respuesta: En esas jornadas lo que que conté fue mi testimonio, sobre la valla de Ceuta y sobre el camino que recorrí hasta llegar a ella. Hablé sobre la experiencia que vivimos de sufrimiento y planteé una pregunta muy importante ¿somos nosotros realmente los culpables del mal en el mundo? Sobretodo también sirvió para que pudiera compartir con mis hermanos recién llegados, yo llevo aquí desde 2005, cómo es la experiencia posterior, una vez estás aquí.

P: No era la primera vez que compartías esta experiencia, de hecho si alguien quiere conocerla al detalle puede hacerlo con la lectura del libro ‘Partir para contar’ en el que le cuentas a Bruno Le Dantec como fue ese camino ¿Por qué era importante contar tu historia?

R: El libro cuenta desde los detalles cuál es el funcionamiento, como son las cosas cuando uno está en el camino. No pretende atacar a nadie, es simplemente el detalle de como funciona todo, porque después de estar en la península me he dado cuenta de que lo que se contaba aquí no era lo que nosotros vivíamos en nuestro viaje. Por eso yo creo que nos toca a nosotros, como jóvenes y futuro de África, como protagonistas de esta experiencia, alzar la voz y explicar, no solamente en Europa sino también en África, como son realmente las cosas. Nos toca transmitir el mensaje a nuestros propios hermanos que están cogiendo el camino, o planteándose hacerlo, cómo es realmente esa experiencia.

P: Tú llegaste a Ceuta en un momento especialmente delicado, cuando la valla era portada diaria en los medios de comunicación ante las entradas masivas. Lograste entrar en una de ellas ¿cómo ha cambiado tu vida desde entonces?

R: Mi vida ha cambiado en el día a día pero sigo en la lucha. La verdad es que parece que todo va perfecto pero seguimos enfrentándonos con la barrera de tener una piel distinta a la de los demás, siempre hay un ataque, no importa el tiempo que lleves aquí. Es cierto que he evolucionado personalmente, que se han producido cambios en mi y  que he vivido muchas experiencias antes de volver a Ceuta, una ciudad por la que había pasado hace 10 años y en la que ahora he podido compartir esas experiencias con los hermanos que están recién llegados.  Cuando los miro veo que la experiencia del viaje no ha cambiado que todavía, ahí no ha habido evolución. Por eso yo sigo en la lucha para intentar cambiar las cosas, porque mi propia evolución sola no sirve de nada. La verdadera evolución será cuando todos tengamos ese pase, cuando cambie el sistema. Mi propia evolución personal no la considero como una victoria.

P: ¿Qué sientes cuando ves tragedias como las vividas en el Mediterráneo? ¿Qué piensas cuando ves que la gente sigue jugándose la vida para tratar de llegar a España?

R: Me da mucha rabia. Estando aquí yo también recibo la información con la que nos bombardean desde los medios y, después de haber vivido personalmente esa experiencia, vuelvo a plantear la pregunta que te comentaba al principio ¿cómo vamos a ser nosotros el problema de Europa? Con los datos en la mano los que hemos saltado estas vallas somos apenas un 4 por ciento de la inmigración que entra en España, entonces ¿por qué las cámaras solo nos enfocan a nosotros? ¿por qué no miran hacia la inmigración real? Tampoco muestran la realidad de las razones por las que venimos aquí. No entiendo por qué tienen que fastidiar a los que quieren entrar, deben entender que si estas personas vienen es porque existen motivos, porque no tienen opciones de una vida digna en otra parte del mundo. Por eso tienen que venir. Además, las personas tienen libertad de circular dónde les da la gana, eso es lo que creo, y eso es lo que dice la normativa de aquí, que todo el mundo puede circular donde quiere. Entonces, ¿por qué nosotros no podemos circular donde queremos? Esa es la pregunta. Me da rabia ver estas cosas cada día y sobretodo, me da rabia, cuando veo u oigo en los medios que llegamos para invadir Europa. No es verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s