La tragedia del Mediterráneo manifiesta la incapacidad de los líderes europeos en materia migratoria

II Marcha por la dignidad en homenaje a los 15 fallecidos en la Tragedia del Tarajal Foto: @LOrtizGomez

II Marcha por la dignidad en homenaje a los 15 fallecidos en la Tragedia del Tarajal Foto: @LOrtizGomez

El drama de la inmigración ha vuelto a dejarnos sin palabras a lo largo de la última semana. Cerca de 1100 personas han desaparecido en el Mediterráneo tras el hundimiento de los dos buques con los que, tras salir de Libia, pretendían llegar a la costa italiana, a Europa, buscando un futuro mejor. El Mediterráneo de nuevo como tumba mientras que la clase política europea ha tenido que esperar a la peor tragedia marítima que se recuerda para ponerse manos a la obra y tratar de encontrar soluciones a la inmigración clandestina. No bastaron las cerca de 400 personas que morían en octubre de 2013 intentando llegar a Lampedusa para buscar soluciones conjuntas por parte de los socios europeos y mientras los países ribereños del Mediterráneo, especialmente España e Italia, reclamaban un mayor apoyo para hacer frente a esta situación, los vecinos del norte preferían mirar hacia otro lado.

Precisamente el comisario europeo de Migraciones, Dimitris Avramópoulos tenía previsto visitar España, en concreto las ciudades de Ceuta y Melilla, desde este lunes. Una visita, que llegaba un año y dos meses después de que 15 personas perdieran la vida intentando acceder a Ceuta y de doce meses de presión migratoria continua en Melilla, y que finalmente se pospondrá hasta el mes de junio ante la tragedia y la convocatoria urgente de un Consejo de Asuntos Exteriores en Luxemburgo para analizar los pasos a seguir tras la tragedia de este fin de semana.

De nuevo, con la inmigración como fondo, los líderes europeos han sido incapaces de dar la talla. La política de refuerzo de fronteras se ha demostrado poco eficaz y ha llegado la hora de que sean capaces de plantear otras soluciones. El flujo migratorio sigue siendo constante y el objetivo de alcanzar Europa sigue siendo prioritario para aquellos que, ante su situación de desesperación, no dudan a la hora de jugarse la vida a bordo de un montón de chatarra náutica. La política migratoria no debe ser una preocupación exclusiva de los principales países receptores, debe ser una preocupación de la Unión en su conjunto que durante años se ha personado ante la opinión pública como defensora de los derechos humanos pero que no ha sido capaz de actuar para poner fin a tragedias como esta en sus costas.

Ahora, en una reunión urgente, los ministros de exteriores e interior de los países miembro proponen diez pasos para una política migratoria común. Resulta impactante que hayan hecho falta más de 1100 muertos en apenas una semana para que se hayan dado cuenta de una realidad que las Organizaciones No Gubernamentales y distintos organismos internacionales llevaban denunciando desde hace años

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s