Perdona si te llamo prepotente

Rosa_Diez_Mostoles_2Si hay algo que caracteriza a nuestra clase política es la soberbia. Cuesta un mundo, y a veces ni eso, que nuestros políticos asuman errores propios. Son veloces, eso sí, a la hora de criticar al contrincante pero pocos, muy pocos, son capaces de reconocer que se han equivocado y que es mejor una retirada a tiempo.

Y Rosa Díez no ha sabido retirarse a tiempo. Su partido va despeñándose barranco abajo mientras pierde identidad y simpatizantes. El último ejemplo lo hemos vivido hace escasas horas con los resultados en las elecciones de Andalucía. UPyD no tendrá representación en el parlamento aunque, sin duda, lo más preocupante es la merma de votantes.

Aún así Rosa Díez no va a marcharse (o eso ha recalcado). Es un secreto a voces que en el seno de su partido cada vez cuenta con menos apoyos. La salida de Sosa Wagner y, especialmente, la falta de consenso para pactar con Ciudadanos la están llevando a una situación límite. Tanto es así que su intervención de este lunes ha tenido rápidas consecuencias. Varios diputados magenta en el Congreso se han mostrado en desacuerdo con el tono y las palabras de Díez. El más mediático, Toni Cantó quien incendiaba Twitter con un mensaje en el que pedía que la dirección del partido se responsabilizara de las decisiones que habían generado un fracaso tan rotundo como el de Andalucía. Llama muchísimo la atención esta reacción de Cantó quien siempre ha contado con el apoyo de Díez.

El cisma en la formación es ya un hecho. Rosa Díez ya no sólo es cuestionada por el sector crítico de UPyD sino que ahora las críticas se han extendido. Le honra, al menos, que no haya querido buscar adjetivos a los resultados de este domingo. Son malos y punto. Pero se equivoca, en mi opinión, al desviar la atención en su discurso y explicar que lo importante no es ganar ni perder, sino tener la fuerza para continuar.

Más allá de tener o no fuerza para continuar, lo importante es tener bien claro en qué se ha equivocado. Son muchos los que centran este debate en el pacto con Ciudadanos. Una coalición de centro hubiera sido otra alternativa real al bipartidismo, al margen de Podemos. Ciudadanos es una de las formaciones de moda y una opción menos arriesgada

para los que buscan un cambio sin cantos de sirenas. Sus nueve escaños en Andalucía son buena prueba de ello.

Sin ahondar en propuestas, y centrándonos únicamente en la imagen, es indudable que Albert Rivera posee más carisma y cae mejor. Las encuestas hablan por sí solas, él es “savia nueva” mientras que Díez representa el autoritarismo más rancio…

Entiendo que si Díez no abandona su cargo como portavoz de UPyD (algo que parece improbable tras su comparecencia) la única salida para enmendar esta situación será reconsiderar el acuerdo con Rivera. No he visto a Díez partidaria de esa opción y, de hecho, ha insistido en la idea de que UPyD es un partido autónomo.

El combate en UPyD está servido al tiempo en el que el partido va dejándose por el camino algo que es aún más complicado de recuperar que el electorado: su esencia y su ilusión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s