Cincuenta sombras de decepción

Fotograma de 'Cincuenta Sombras de Grey'

Fotograma de ‘Cincuenta Sombras de Grey’

Entiendo la decepción para los que iban buscando sexo duro en Cincuenta sombras de Grey. No hay una sola escena que despierte los sentidos en las más de dos horas de metraje de una película que, sin embargo, es todo un fenómeno mundial y que ha reventado las taquillas en su primer fin de semana. ¿Qué tiene de especial Christian Grey?

Para mí, lo que tiene de especial es lo mismo que tenía (salvando muchísimo las distancias) la historia de Dirty Dancing. Hay un chico perfecto de por medio, un tipo duro, pretendido por muchas chicas y que se viene a fijar en la más discreta de todas. Es guapa sí pero su timidez le ha impedido destacar. Parece no sentirse interesada por el sexo masculino hasta que llega él. El hombre que lo cambia todo…

Pues esta chorrada que acabo de escribir, y que ha sido muchas veces explotada, ha venido a mezclarse esta vez con sadomasoquismo. A Christian Grey le va la marcha de la manera más canalla posible. Le gusta castigar a sus amantes, él es un amo y quien quiera estar con él tendrá que aceptar sus términos y condiciones.

La chorrada entonces se convierte en un best seller y el best seller en trilogía. Millones de ejemplares sobre la historia de amor y sexo entre dos veinteañeros que se meten en una habitación roja llena de látigos, bridas y fustas. Una premisa tan interesante como desaprovechada.

Porque me atrae sobremanera el conflicto que plantea Cincuenta sombras de Grey. El problema es que la autora quiso convertirlo en un cuento de hadas y todas las posibilidades del relato se vinieron abajo. Se busca la redención de un personaje a través del amor y por el camino se despedaza el elemento novedoso y atrayente.

Pues bien, buscando ese elemento novedoso y atrayente muchas personas han acudido estos días al cine. El problema es que la película adolece de ser demasiado fría. Todo está bien rodado sí, nada chirría. La banda sonora acompaña, la decoración minimalista también, los actores (en especial Dakota Johnson) se esfuerzan pero no deja huella. Se sigue con un mínimo interés para después olvidarla.

Pero, puestos a hablar de sexo, dejo estas últimas líneas para hacer un repaso a otras películas que sí lograron su objetivo. En primer lugar, la más reciente: La vida de Adèle. Solo en la primera mirada entre Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux hay más verdad que en todas las de Grey y Anastasia. Y, desde luego, en la primera escena que comparten: más de diez minutos con una cámara al hombro y pegada a la piel de estas dos actrices.

Tampoco puedo olvidarme del maestro Ang Lee. Él ha rodado algunas de las escenas que más me han impactado: en Brokeback Mountain y en Lust Caution. Suelo reivindicar esta última como de los más recientes films donde el sexo es fundamental para la historia.

Hay muchas más: Una historia de violencia, El cartero siempre llama dos veces, El corazón del ángel, Lunas de hiel, Y tu mamá también, El piano… y, por supuesto, Instinto Básico. El ejemplo perfecto de cómo contar una historia magnífica a través del sexo. Repasen algunos de estos títulos y, les hago una recomendación, guarden el dinero de la entrada para otra película que sí merezca ser vista en el cine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s