Vuelve el periodismo ideal con The Newsroom

Por @LOrtizGomez

Cartel promocional del la primera temporada de The Newsroom

Cartel promocional del la primera temporada de The Newsroom

Si alguna vez habéis soñado ser periodistas deberíais ver The Newsroom, si no la habéis visto es muy probable que después de hacerlo os entren unas ganas locas de trabajar en los servicios informativos de cualquier televisión. Es la magia de Sorkin que, en lo exagerado de su idealismo, te hace desear igual trabajar para Will McAvoy como uno de sus redactores de base, que ser asesor (o el último mono) en la Casa Blanca dirigida por el presidente Barlet o en la campaña a la presidencia del congresista Santos. Esta noche (22.30) vuelve The Newsroom a Canal+ Series para su tercera y última temporada, más corta, con un solo fin, cerrar lo empezado en una magnifica primera temporada y torcido (seamos realistas) en una decepcionante segunda. Espero ansiosa a saber qué final ha ideado esta vez Sorkin para sus personajes, en especial para mis dos favoritos, de un lado Sloan Sabbith y del otro Jim Harper.

La actriz Olivia Munn como Sloan Sabbith

La actriz Olivia Munn como Sloan Sabbith

Siendo sincera, a sabiendas de que nadie es nunca tan rápido, ni tan brillante, ni tan inteligentísimo como todos y cada uno de los personajes de Sorkin, The Newsroom me reconcilió con mi profesión, me abrió los ojos y sirvió, entre otras cosas, para que la idea de este blog empezara a tomar forma y hoy sea una realidad. Y es que The Newsroom nos muestra una realidad que en poco o nada se asemeja a la que vivimos los redactores/presentadores/productores (y no somos más cosas a la vez porque no hay tiempo material) de los medios pequeños, especialmente los de ámbito local o regional… pero es una ficción tan cercana al ideal que todos teníamos en la cabeza cuando iniciamos el recorrido que nos ha llevado a ser profesionales de esto que, el simple hecho de verla plasmada en la pequeña pantalla, hace que te entren unas ganas locas de comenzar a cambiar una realidad mediática que no responde a esas expectativas ideales.

De todos los que salen de las facultades sólo unos pocos elegidos llegarán a ser estrellas de la televisión y aspirarán a trabajar con grandes equipos como el de Will McAvoy (ninguno, ni por asomo, tan brillante como el que componen los profesionales de The Newsroom), el resto lucharemos por sobrevivir, a diario, haciendo lo que más nos gusta que no es otra cosa que comunicar. Mientras tanto, tendremos algunos capítulos más para disfrutar del ideal y, quién sabe, quizá para hacer nacer alguna idea que nos acerque un poco más a lo que pensábamos que era ser periodista antes de dejar las aulas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s