¿Ara és l´hora?

Por @Mari_Polin

“El món de demà és a les nostres mans. Demà és ara” (“El mundo de mañana está en nuestras manos. Mañana es ahora”)

FotoDistraídos como estamos con los, sucesivos, escándalos de corrupción, casi nos habíamos olvidado de que el 9 de noviembre se está acercando. Por suerte, el Tribunal Constitucional nos ha recordado que la consulta, se llame como se llame, sigue estando en la agenda política de este país y que el próximo domingo seremos muchos los que miraremos hacia Cataluña.

El Tribunal Constitucional ha suspendido la consulta alternativa. Nada sorprendente, desde luego. Todos sabíamos que este paso iba a darse aunque lo que sí llama la atención es la actitud del gobierno catalán. El Govern mantiene su intención de celebrarla aunque se guarda mucho de calificarla como consulta por la independencia. Ahora lo que le gusta es denominarla “consulta de participación ciudadana”. El valor de un eufemismo… También anuncia una demanda contra el Gobierno de Mariano Rajoy por “vulneración de los derechos fundamentales”.

Sea como sea, el domingo habrá urnas repartidas por toda Cataluña. La Assemblea Nacional Catalana confirma que se instalarán en numerosos puntos de votación. La entidad mantiene, además, el maratón telefónico en el que se tratará de contactar con el mayor número de ciudadanos para informarles de procedimiento a seguir ese domingo. Además, prevé llevar a cabo en las próximas horas un acto de protesta por la decisión del Constitucional.

Llegado a este punto de locura colectiva, entiendo que la única salida decente de Artur Mas es la de convocar elecciones. Un cambio de rumbo para impulsar una reforma constitucional tan necesaria como lógica. He sido, y continúo siendo, muy partidaria del derecho a decidir de Cataluña pero también reconozco que la consulta del próximo 9 de noviembre solo servirá para dejar más claro lo que ya intuimos: hay muchos, muchísimos, catalanes que quieren la independencia, que quieren alejarse de España porque entienden que es la única forma mejorar su situación. Razonable para algunos, incomprensible para otros.

La próxima semana será el momento de analizar en detalle en qué han quedado estos meses de tiras y aflojas. Dudo, no obstante, que el Gobierno central se haya dado cuenta de algo fundamental y, casi, la única conclusión realmente válida que nos deja este proceso: el inmovilismo no debe ser jamás una opción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s