Ajustadísima reelección de Rousseff en un Brasil dividido

Por @LOrtizGomez

Dilma Rousseff ejerciendo su derecho a voto / Foto: @dilmabr

Dilma Rousseff ejerciendo su derecho a voto / Foto: @dilmabr

Dilma Rousseff era reelegida este domingo presidenta de Brasil en la elección y la campaña más dura desde la redemocratización del país, así al menos la han considerado medios de comunicación brasileños como ‘O Globo’ quien en las horas previas a conocer los resultados de estos comicios destacaban los ataques constantes entre los dos candidatos, muy especialmente durante la última semana de campaña, con el fin de hacerse con cada voto porque, así lo han demostrado los resultados, todos contaban.

Este domingo estaban llamados a las urnas cerca de 143 millones de brasileños para elegir a su presidente para los próximos cuatro años. De ellos, 54’5 millones han decidido renovar su confianza en Rousseff mientras que 51 aspiraban al cambio de la mano de Neves. Entretanto, más de 30 millones decidían quedarse en casa y no acudir a votar, una abstención que ha superado el 21 por ciento del electorado. Lo ajustadísimo del resultado nos da una idea de la polarización del electorado brasileño, una división acrecentada por la dureza de la campaña y que tiene su mejor reflejo en el análisis geográfico, mientras que el sur del país, más desarrollado, ha votado de forma mayoritaria por Neves, Rousseff se ha hecho con los estados del norte que han sido suficiente para certificar su victoria por la mínima.

Ahora Rousseff se enfrenta a un nuevo mandato de cuatro años (que comenzará el próximo 1 de enero) en el que, ha explicado en su primer discurso tras la reelección, quiere ser mejor presidenta de lo que ha sido. De cumplirse integramente, la presidencia de Dilma culminará en 2019, lo que supondrá 16 años del Partido de los Trabajadores en el Gobierno, primero con Lula Da Silva y posteriormente con la propia Rousseff, que han significado, entre otras cosas, una reducción de los indices de pobreza del país como nunca se había visto. El principal escollo al que tendrá que enfrentarse la recien reelegida presidenta es a la corrupción, uno de los asuntos que ha centrado la mayor parte de las acusaciones de sus rivales durante la campaña. Rousseff tendrá que hacer frente con mano firme a esta lacra durante su nuevo mandato especialmente tras el escándalo de Petrobras.

Lo ajustado del resultado ha servido también para una de las primeras reflexiones públicas de Dilma Rousseff: “algunas veces en la historia los resultados más ajustados producen cambios mayores y más rápidos que las victorias amplias” un guiño a todos aquellos que reclaman que la sociedad brasileña siga evolucionando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s