El aplauso de la vergüenza

Por @Mari_Polin

Ciudad de la Justicia de Málaga

Ciudad de la Justicia de Málaga

El pasado domingo una joven de 20 años fue violada en el Cortijo de Torres, en plenas Fiestas Patronales de Málaga. Tras trabajar en el recinto ferial la chica se disponía a regresar a su casa cuando, según narraba a la Policía, fue abordada por cinco personas quienes la arrastraron hasta una atracción cercana y la agredieron sexualmente.

La agresión fue grabada con un teléfono móvil por uno de los agresores. Algo que, por desgracia, se ha convertido en habitual en sucesos de este tipo. Estamos tristemente acostumbrados a presenciar imágenes de violencia en infinidad de escenarios. Tras ser atacada, la joven caminó sin rumbo hasta desplomarse. Finalmente agentes de la Policía Local la hallaron llorando y la socorrieron.

Estos son los hechos que figuran en la denuncia. La otra cara la representan los propios supuestos agresores. Dos de ellos fueron detenidos horas después de que se denunciaran los hechos. Tras confesar condujeron a los agentes hacia el lugar en el que se hallaban los otros tres. Sin embargo y una vez prestada declaración ante la juez, esta ha decidido dejar a tres de ellos en libertad con cargos, aunque con una orden de alejamiento. Los otros dos, menores de edad, fueron enviados a centros de internamiento tras pasar a disposición de la Fiscalía de Menores aunque se prevé que vuelvan a sus casas en próximas horas.

Y precisamente hasta la Ciudad de la Justicia de Málaga se han desplazado familiares y amigos de los detenidos, la mayoría vecinos del barrio de La Corta, para apoyar y reiterar la plena confianza en la inocencia de los jóvenes puesto que corroboran que la relación sexual fue consentida. El propio presidente de la Asociación de Vecinos Nueva La Corta, Juan Rodríguez, ha explicado para un periódico local que los chicos son “sanos y deportistas” además de “incapaces de cometer una violación múltiple”.

Por todo ello, el grupo ha salido vitoreado, entre aplausos y abrazos y asegurando, además, que son inocentes y que lo denunciado “es una película que se ha montado la chica”. Las pruebas contra ellos no son concluyentes y falta por determinar si realmente existe esa grabación de móvil que determinaría la veracidad de los hechos denunciados.

La reacción de los chicos y de sus familiares ha generado una avalancha de comentarios y de críticas en medios de comunicación y en las redes sociales. Pero, al margen de valoraciones, sorprenden muchas cosas de este hecho: que los detenidos sí admitieran lo sucedido en el momento de la detención y que, a pesar de ello, la Fiscalía de Málaga no pidiera la prisión provisional ante la presencia de testimonios contradictorios.

La justicia y el tiempo serán los encargados de esclarecer este lamentable y tristísimo incidente que ha vuelto a abrir otros muchos debates, aletargados pero nunca muertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s