La llegada de Podemos, la caída de PSOE e Izquierda Unida

Por @LOrtizGomez

Pablo Iglesias, líder de Podemos / Foto: Podemos

Pablo Iglesias, líder de Podemos / Foto: Podemos

El pasado 4 de agosto se hacía público el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas correspondiente al mes de julio. Una encuesta que, en lo que se refiere a la intención de voto, pone sobre la mesa lo que otras encuestas han venido destacando desde las pasadas elecciones al Parlamento Europeo, la irrupción de Podemos en el panorama político español no ha sido flor de un día. La formación liderada por Pablo Iglesias aparece por vez primera en este barómetro situándose como tercera fuerza política en España si las elecciones generales se celebraran hoy mismo.

El Partido Popular seguiría siendo la formación más votada si las elecciones se celebraran ahora, con un porcentaje del 30 por ciento, eso sí, su caída se mantiene inexorable desde las pasadas elecciones generales celebradas en noviembre de 2011. Más de catorce puntos separan a los populares de aquel resultado que les daba la presidencia del Gobierno y además, en lo que se refiere a la valoración de sus ministros, ninguno llega ni siquiera al 3 sobre 10. La más valorada es la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaria, con un 2’75, el menos, como ya es habitual, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, con un 1’37. El presidente del Gobierno no corre mejor suerte en lo que a la valoración de los españoles se refiere, la nota que le ponen a Mariano Rajoy es de un 2’34.

En lo que se refiere al PSOE también se mantiene la caída continua desde noviembre de 2011 pero lo cierto es que se acentúa y mucho respecto al último barómetro sobre las próximas elecciones generales del mes de abril. En tan solo 3 meses los socialistas pasan de un 26’2 por ciento a un 21’2. Unas cifras que aún no tienen en cuenta el cambio de líder en la formación de la rosa, es decir, la sustitución de Alfredo Pérez Rubalcaba por Pedro Sánchez. Habrá que esperar al próximo mes de octubre para ver como este cambio de liderazgo se percibe por los ciudadanos españoles. Pese a todo y aunque hoy por hoy ya no sea significativo cabe destacar que el hasta ahora líder de la oposición, Pérez Rubalcaba, tiene una mejor valoración que el presidente del Ejecutivo, eso sí, no llega ni de lejos al aprobado, con un 3’12.

Lo decíamos al principio de la entrada, de celebrarse hoy las elecciones Podemos se convertiría en la tercera fuerza política en el Congreso de los Diputados con un 15’3 por ciento. Se trata de la primera aparición de esta formación en el barómetro de CIS que además indica que la de Pablo Iglesias es la segunda fuerza en intención de voto directo, tan solo por detrás del PP con un 11’9 por ciento.

Precisamente la entrada de Podemos relega a Izquierda Unida al cuarto lugar, con un 8’2 por ciento, pero de sumarse la fuerza de ambos partidos (algo que hasta el momento no se ha producido pero que tampoco sería descabellado dados los contactos continuos y las simpatías públicas entre miembros de las dos formaciones) podrían convertirse en la segunda fuerza en el parlamento, superando al PSOE. En el caso de Izquierda Unida cabe destacar. además, la caída sufrida desde el barómetro de abril, de más de dos puntos y medio. Esta caída es coincidente con la del PSOE y con la entrada de Podemos que parece ser la causa principal de estos peores resultados para las formaciones consideradas tradicionalmente como de izquierda. Cayo Lara, líder de Izquierda Unida, supera con poco el 3’3 sobre 10 en la valoración de los españoles.

Importante es también la caída desde abril de Unión, Progreso y Democracia. Los de Rosa Díez caen del 8’9 por ciento de hace tres meses al 5’9 de este mes de julio. Díez, además, tampoco alcanza el aprobado en la valoración de los españoles, con un 3’52 por ciento.

Este barómetro del mes de julio vuelve a poner sobre la mesa algunos de los extremos que ya hemos destacado en entradas pasadas en este blog, el cambio en el panorama político español tras las pasadas elecciones europeas y la irrupción de Podemos. Unos resultados que de producirse supondrán la fragmentación del voto de los españoles y la posibilidad de la existencia de nuevas mayorías fruto de pactos posteriores a los comicios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s