Pedro Sánchez, nuevo secretario general del PSOE

Por @LOrtizGomez

Foto:@LOrtizGomez

Foto:@LOrtizGomez

Pedro Sánchez se ha alzado con la victoria en las elecciones a la Secretaría General del PSOE. Una cita histórica en la que, por vez primera, la militancia al completo ha podido ejercer su derecho, un derecho que han decidido emplear para que su partido se aleje definitivamente de la nueva izquierda y se acerque al centro.

Pedro Sánchez era la opción del aparato, un aparato que ha trabajado a las mil maravillas, como suele hacerlo, especialmente desde Andalucía donde sus líderes, encabezados por la nueva mujer fuerte del PSOE, Susana Díaz, se han encargado de hacerle la campaña al candidato que le garantizaba un cambio de rostro para que todo se mantenga igual en el ámbito de las ideas. Las desavenencias entre Díaz y otro de los candidatos, Eduardo Madina, han hecho correr rios de tinta durante las semanas previas a la elección del nuevo secretario general y los militantes andaluces han votado en consecuencia. Lo cierto es que no han sido los únicos que han visto a Pedro Sánchez como la opción más adecuada aunque sí los que lo han respaldado de forma más contundente, especial atención merecen los resultados en Sevilla donde Sánchez ha vapuleado a Madina y Pérez Tapias y ha conseguido el 70 por ciento de los votos.

A partir de este momento Sánchez es el secretario general de los socialistas, ha ganado en todas las autonomías con contadas excepciones como Navarra, Asturias, Cantabria, Extremadura y Ceuta, y con unos resultados apabullantes (con el 49 por ciento de los votos frente al 36 por ciento de Madina y el 15 por ciento de Perez Tapias en unos comicios que han contado con una participación del 66 por ciento del censo socialista). La pregunta es si esa legitimidad entre sus militantes va a servir para que el PSOE vuelva a alzar el vuelo cuando se enfrente al voto de todos los ciudadanos. Los ciudadanos reclamaban cambio y el PSOE, al menos a priori, ha optado por seguir en la misma línea. A partir de ahora se acabaron las excusas y frases como la repetida durante los últimos meses de que las bases estaban a la izquierda de los dirigentes. Las bases han votado y ahora habrá que esperar al voto de los ciudadanos.

Ahora el proceso continúa y Pedro Sánchez tendrá 15 días para negociar su Ejecutiva Federal. Una Ejecutiva para la que ya en sus primeras declaraciones ha tendido la mano a sus dos contrincantes en estas elecciones. Sánchez ha apelado a la unidad, habrá que ver hasta que punto son solo buenas palabras o se tornan en realidad. El Congreso Extraordinario, de los próximos días 26 y 27, servirá para que los delegados ratifiquen la elección de la militancia y dará a conocer la nueva Ejecutiva. Será el último escalón para finalizar el proceso que se iniciaba con la decisión de Rubalcaba de no seguir al frente del partido tras la debacle de las Europeas.

Una última consideración. El proceso electoral se ha desarrollado sin apenas incidentes, demostración de que no era tan difícil dejar que la militancia eligiera. En eso, al menos, el PSOE sí ha dado un gran paso. La gran reclamación de un militante, un voto es ya una realidad imparable.

Anuncios

Un comentario en “Pedro Sánchez, nuevo secretario general del PSOE

  1. En el momento en el que Madina dijo que llegado el caso habría que depurar responsabilidades con el caso de los Eres, ya tenía la enemistad de Susana Diaz. Lamento que el PSOE siga con el rumbo perdido y prefiera al hombre de las emisión de preferentes a una regeneración real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s