Alberto Sotillos: El PSOE “ha dejado de ser una herramienta de cambio social en manos de la ciudadanía”

Por @LOrtizGomez

Alberto Sotillos, candidato a la Secretaría General del PSOE / Foto: Twitter @AlbertoSotillos

Alberto Sotillos, candidato a la Secretaría General del PSOE / Foto: Twitter @AlbertoSotillos

La Secretaría General del PSOE está en juego, tras el anuncio de Alfredo Pérez Rubalcaba de que dejará el cargo motivado, entre otras cosas, por el batacazo electoral en las Europeas, el partido ha comenzado el proceso que culminará con la consulta a los militantes en próximo 13 de julio sobre quien creen que debe dirigir el destino del PSOE y el Congreso Extraordinario que se celebrará a finales del mismo mes y que deberá, mediante delegados, ratificar la decisión de la militancia.

Hablamos con el candidato más joven a la Secretaría General, Alberto Sotillos Villalobos. Este sociólogo madrileño insiste en que él es solo la cara de una candidatura de equipo y que aspira, de ser elegido, a convocar un Congreso Refundacional, donde el voto de cada militante cuente para saber hacia donde debe dirigirse hoy por hoy el partido. Sotillos confía en conseguir los avales para llegar a la pugna final aunque afirma que él es partidario de otro tipo de sistema que permita la igualdad de oportunidades para aquellos que no tienen “aparatos” trabajando a su favor.

Pregunta: ¿Qué te ha llevado a dar el paso de presentar tu candidatura a la secretaria general del PSOE?

Respuesta: Somos una candidatura de equipo, surgido de la unión de militantes de base de muchos grupos como Bases en Red, Nuevo Socialismo 3.0, compañeros de Foro Ético que entendimos la necesidad de unirnos en torno a una corriente (Socialismo Democrático) para platear una refundación completa del PSOE. Tras comprobar que las opciones que se presentaban no aseguraban esa refundación, entendimos que debíamos ofrecer esa alternativa a la militancia.

P: Has hablado en todo momento de que tu candidatura es un equipo ¿qué papel va a jugar cada uno de vosotros en este proceso?

R: Así es, es un planteamiento de toma de decisiones más pegado a lo que demanda la nueva política. De forma coordinada, entre todos, decidimos los pasos a seguir, elaboramos el proyecto político, organizamos la recogida de avales, todo. Aprovechamos las capacidades de todos los compañeros, dejando que aporten al colectivo aquello en lo que son mejores y tienen más ganas de participar. Por eso hay compañeros en comunicación, en organización, en diseño de propuestas,…

P: En los últimos años tu partido ha ido perdiendo el apoyo de la ciudadanía, las elecciones generales de 2011 fueron el primer golpe y el resultado de las Europeas ha venido a confirmar esa tendencia ¿Qué crees que ha sucedido para que los socialistas hayáis perdido la capacidad de llegar al ciudadano?

R: Dos claves muy sencillas que la Ejecutiva del PSOE o no ha sido capaz de ver todavía o que no tiene intención de verlas. En primer lugar se han perdido votos porque hemos perdido la credibilidad. Si eres creíble y coherente puedes perder votos una vez, pero luego recuperarlos, si no tienes credibilidad ante la ciudadanía los votos se pierden y no vuelven, es estructural y es lo que le está pasando al PSOE. La ciudadanía ve que los cargos del PSOE dicen una cosa y hacen la contraria, que toman decisiones en despachos cerrados, que no consultan si hay que ir en contra del propio programa y un largo etcétera.

En segundo lugar, derivada de esta primera, es que ahora mismo ha dejado de ser una herramienta de cambio social en manos de la ciudadanía, que es lo que da sentido a un partido socialista. El ciudadano español se ha dado cuenta que vota al PSOE una vez cada cuatro años y ya no puede hacer más. No puede impedir que hagan lo contrario de lo prometido, no pueden impedir que se modifique el artículo 135 de la Constitución Española aprovechándose de su voto y un largo etcétera.

O devolvemos el PSOE a la ciudadanía a través de listas abiertas, procesos revocatorios, transparencia y fiscalización de cada acto a través de procesos de participación ciudadana o seguiremos siendo inútiles.

P: ¿Ha llegado la hora de abrir el melón del debate constitucional?

R: Sí, sin duda. Las Constituciones no son sagradas, son herramientas de acción, marcos de referencia y las bases para que la soberanía popular pueda ser ejercida. Modificar una constitución no es un sacrilegio, es la única forma de que siga siendo válida.

P: ¿Qué te parecen las propuestas de realizar un referendum en el que los españoles de hoy decidan si quieren vivir en una monarquía o en una república?

R: Absolutamente necesarias. Precisamente la Constitución Española nos informa de que para temas de especial trascendencia política se puede convocar por parte del gobierno un Referéndum consultivo, sin necesidad de reformar la Constitución. Parece evidente que la abdicación de un rey cumple los requisitos de ser un “tema de especial relevancia política”.

P: ¿Y la actitud del PSOE ante la abdicación del rey y la ley orgánica que ha determinado la abdicación y la sucesión?

R: Un profundo error, que ha profundizado el problema de la credibilidad. No se puede decir que desde la absoluta convicción republicana se vota esa Ley Orgánica asegurando que no hay otra opción. Es rotundamente falso y la ciudadanía lo sabe. Se podía enmendar, aceptar la abdicación y proponer que la sucesión en Felipe dependa de la ratificación a través del Referéndum Consultivo.

El PSOE debe ser punta de lanza en democracia y el debate en el Congreso era precisamente ese, partidos decidiendo de espaldas a la ciudadanía o partidos diciendo que sean los ciudadanos los que decidan. Vieja política frente a nueva política.

P: ¿Qué propones para devolver la ilusión a aquellos que en algún momento de su vida han votado socialista?

R: Asegurarles que el Partido Socialista va a volver a estar en sus manos para poder utilizarlo como la mejor herramienta política para asegurar sus derechos, salvaguardar lo público y profundizar en un sistema más eficiente que no deje a nadie tirado por el camino. Es ponerles el partido a su servicio de nuevo, como siempre debió estar.

P: Has dado el primer paso pero ahora llega el momento de obtener los avales ¿Qué te parece la cantidad propuesta? ¿crees que tu candidatura los obtendrá?

R: Creemos que sí podremos llegar a conseguirlos, porque desde luego hay más de 10,000 compañeros convencidos de la necesidad de un cambio profundo. Evidentemente es una carrera desigual, con obstáculos para quienes no vivimos del partido, quienes no tenemos aparatos trabajando en nuestro favor y un largo etcétera.

Preferimos un modelo de dos vueltas, donde esté en manos de la militancia decidir quienes pasan a la siguiente vuelta y no depender de una normativa que evidentemente favorece a unas candidaturas frente a otras.

P: De ser elegido secretario general ¿cual sería tu primer paso?

R: Convocar un Congreso Refundacional donde haya 1 militante 1 voto para decidir los cambios a desarrollar.

P: ¿Mantendrías el proceso y el calendario de primarias abiertas previsto?

R: Absolutamente. Aseguramos la celebración de primarias en la fecha prevista y lo más abiertas posibles.

P: Al conocerse tu candidatura lo primero que se dijo es que eres el hijo del que fuera portavoz durante el primer Gobierno de Felipe González, Eduardo Sotillos, ¿te molesta que te identifiquen como el hijo de…?

R: No, tengo en altísima estima a mi padre, de él aprendí el valor de hacer política desde la coherencia con unas ideas así que es un reconocimiento muy positivo.

P: ¿Qué te parece la calificación de casta que ha puesto tan de moda el líder de Podemos? ¿Te consideras casta?

R: No, dudo que los militantes de base de un partido, que no somos otra cosa que meros ciudadanos con los mismos problemas que el resto podamos ser casta. Hasta Pablo Iglesias sabe que no somos casta. Es cierto que ha logrado definir en un solo termino algo que estaba latente, que hay una serie de decisiones que afectan a todos que las toman unos pocos, en despachos cerrados y atendiendo a los intereses de fuerzas que no han pasado por unas elecciones. Nosotros lo llamamos de otra forma, es vieja política.

P: También se ha extendido mucho la idea de que el PSOE ya no es izquierda, que la verdadera izquierda está en formaciones como Izquierda Unida o Podemos. Si fueras secretario general ¿te plantearías un acercamiento con estas formaciones?

R: La dirección del partido ha tomado decisiones que han estado muy lejos de lo que debería ser una política de izquierdas, pero la militancia no se ha movido, de ahí la brecha entre Ferraz y el militante. Los militantes estaban en la acampada de Sol, en las manifestaciones, en las peticiones de Referéndum, en las protestas por los recortes…

Desde luego la izquierda debe unirse, al menos, para sacar adelante grandes reformas, como por ejemplo la ley electoral. En esos temas buscaremos acuerdos y siempre será con la izquierda.

Anuncios

2 comentarios en “Alberto Sotillos: El PSOE “ha dejado de ser una herramienta de cambio social en manos de la ciudadanía”

  1. Pingback: El percal socialista | Demasiadas palabras

  2. Pingback: Lo más leído de junio de 2014 | De Vuelta y Vuelta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s