El PSOE, en la encrucijada tras el batacazo de las Europeas

Por @rbaezruiz

Rubalcaba comparece para anunciar que se va / Foto: PSOE

Rubalcaba comparece para anunciar que se va / Foto: PSOE

Tras los resultados de las elecciones europeas celebradas ayer domingo, una cosa queda clara. El bipartidismo sale herido en España. Los dos grandes partidos se dejan en el camino varios millones de votos y por primera vez, no llegan al 50% de los votos emitidos. 

El análisis es diferente para el PP que para el PSOE. Los populares han ganado las elecciones aunque han perdido 8 escaños si comparamos los resultados con las europeas de 2009. La campaña de perfil bajo y las escandalosas declaraciones realizadas por su candidato, Miguel Arias Cañete, sobre las mujeres también han influido en el resultado pero su talón de Aquiles ha sido la escasa movilización de su electorado tradicional que se muestra muy descontento con el rumbo que lleva el país tras dos años de gobierno de Mariano Rajoy. Sólo hace falta ver los datos en sus feudos tradicionales, como Madrid y Valencia, donde muchos de sus electores han preferido la abstención u otros partidos.
El caso del PSOE es distinto, su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado hoy mismo su marcha y la convocatoria de un congreso extraordinario del Partido Socialista para los días 19 y 20 de Julio. El resultado de los socialistas en estas Europeas es un fracaso total, ya que, según su propio secretario general, “siguen sin poder conectar con la gente que lo está pasando realmente mal”. A todo esto debemos añadir que no solo falla el poco poder de convicción y la falta de apoyos en sus potenciales votantes sino que sus políticas no son una verdadera alternativa al Partido Popular. Así lo ve la gente, que ha preferido dar un giro a la izquierda en estas Europeas. El PSOE se encuentra ante una de las decisiones más difíciles de toda su historia: renovarse, cambiar el discurso y las formas y, sobre todo, las políticas para volver a ser un partido que puede llegar a ilusionar y conseguir convencer a los españoles de que no es lo mismo que el PP, o convertirse en un partido irrelevante como le ha sucedido al PASOK en Grecia.
Pero la gran noticia de estas elecciones ha sido la irrupción de Podemos. El partido liderado por el mediático profesor Pablo Iglesias, rompe todos los pronósticos y se convierte en la sorpresa sacando más de un millón de votos y cinco euro parlamentarios. Con un discurso fresco, anti Troika, una gran capacidad de comunicación y un trabajo encomiable de sus círculos, Podemos ha lanzado un misil a la línea de flotación de los grandes partidos llenado de ilusión miles de plazas de este país y poniendo de manifiesto que se puede hacer política de otra forma. Otro de los triunfadores de la jornada electoral ha sido Izquierda Unida, que ha multiplicado sus escaños hasta llegar a los seis y convertirse en la tercera fuerza política del país, aunque estos buenos resultados han quedado eclipsados por el “efecto Podemos”.

UPYD y Ciudadanos también han salido bien parados del terremoto del bipartidismo recogiendo una gran cantidad de votos tanto del PP como del PSOE.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s