¿Cómo se elige la Comisión Europea?

Por @LOrtizGomez

La complejidad de las instituciones Europeas y su funcionamiento nos motiva para seguir aclarando conceptos en las jornadas previas al inicio de la campaña electoral que culminará el próximo 25 de mayo con las elecciones al Parlamento Europeo. La Comisión Europea, os lo contábamos hace unos días, es la encargada de proponer legislación, de la aplicación de las decisiones, de la defensa de los tratados de la Unión y del día a día. Es, en resumen, la parte ejecutiva de la Unión Europea. Actúa como un gabinete de gobierno y cuenta con un representante (comisario) por cada uno de los estados miembro aunque está previsto que esta circunstancia cambie en el mes de noviembre de este año, fecha en la que, si se mantienen las previsiones, se reducirá el número de comisarios y estos se elegirán según un sistema de rotación equitativo y basado en la igualdad de trato de entre los distintos países de la UE. Lo cierto es que aunque los comisarios europeos se escojan como representantes de los distintos estados, su función no es la de defender los intereses particulares de su lugar de origen, al contrario, todos los miembros de la Comisión Europea están obligados a defender, por encima de todo, los intereses de la Unión.

A lo largo de las últimas semanas hemos escuchado que por primera vez el Parlamento Europeo escogerá al presidente de la Comisión. Esto no es del todo cierto. Hasta el momento, el nombre del presidente de la Comisión siempre ha sido propuesto por el Consejo de Europa y posteriormente votado por el Parlamento, una circunstancia que se mantendrá tras las elecciones del día 25. Eso sí, la novedad reside en que por primera vez, en aplicación del Tratado de Lisboa, el Consejo tendrá que tener en cuenta la composición política del Parlamento para hacer su propuesta. Esta circunstancia ha llevado a los principales grupos que concurren a estos comicios a establecer un cabeza de cartel, su candidato a presidir la próxima Comisión Europea, que será la persona que tenga que tener en cuenta el Consejo si es su grupo político el vencedor.

Aclarado este punto, hay que explicar que, tras el presidente de la Comisión, el primer cargo que se elige es el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de seguridad (que será también vicepresidente), es decir, el ministro de Exteriores de la UE. Será el encargado de gestionar las relaciones internacionales y coordinar la acción exterior europea. Su elección debe producirse por mayoría cualificada del Consejo Europeo y de acuerdo con el nuevo presidente de la Comisión.

Una vez elegido el Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad se inicia el procedimiento para elegir al resto de comisarios que, como ya hemos explicado, procederán del resto de los estados miembro (diferentes al del presidente y al del Alto Representante). Para ello el nuevo presidente abrirá un periodo de consultas con los distintos países para que le propongan a las personas que consideran que deben formar parte del Colegio de Comisarios (que así se designa al conjunto de los mismos). Será el presidente el que distribuya entre las personas designadas las distintas carteras, así como las vicepresidencias de la Comisión pero aún quedarán varios pasos antes de que su nombramiento sea efectivo.

Para empezar, las personas designadas deberán comparecer en audiencias individuales ante las distintas comisiones sectoriales del Parlamento, donde tendrán que someterse a las preguntas de los diputados y tras las cuales cada comisión emitirá un informe de evaluación que se elevará al pleno. Hay que destacar que no se trata de un mero trámite ya que, en ocasiones anteriores, los candidatos que han recibido un dictamen negativo por parte de las comisiones parlamentarias han sido retirados de la lista propuesta y sustituidos por otros de la misma nacionalidad. Una vez superada esta fase, el Colegio de Comisarios se somete de forma conjunta a la aprobación por parte del pleno del Parlamento Europeo (que debe producirse por mayoría simple) y a continuación por el Consejo Europeo que deberá aprobar su nombramiento por mayoría cualificada. Sólo tras superar todo este proceso los miembros prestarán juramento a los Tratados y serán considerados Comisarios Europeos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s