Un plátano contra el racismo

Por @Mari_Polin

Alucinábamos el pasado domingo con la imagen que nos llegaba desde El Madrigal. Un aficionado, detenido dos días después del incidente por agentes de la Policía Nacional, lanzaba un plátano a Dani Alves aprovechando un saque de esquina que sacaba el jugador del FC Barcelona. Lejos de protestar o de informar al árbitro asistente, el futbolista optó por el gesto más inesperado pero también el más natural: se lo comió.

Un momento que hemos visto repetirse en todas las televisiones y que ha generado una campaña de apoyo por parte de personas públicas de muy diferentes ámbitos. Todos ellos han hecho suyo el lema “todos somos macacos” para responder de forma contundente al acto racista.

Partiendo del hecho, científicamente probado, de que los seres humanos somos primates, no hay que obviar la mala intención de este aficionado del Villarreal. Un feo gesto que hemos visto en otras ocasiones. Se me viene a la mente, por ejemplo, un momento especialmente vergonzoso: el abandono del terreno de juego de Samuel Eto´o tras escuchar gritos racistas desde la grada de La Romareda, el estadio del Zaragoza. También el jugador del Real Madrid, Marcelo, fue objeto de las burlas de unos aficionados del Atlético de Madrid que le llamaron mono. E incluso recuerdo la polémica entre el por entonces portero del Deportivo, Songo´o quien acusó al defensa Fernando Hierro de haberlo llamado “negro, hijo puta y cabrón”.

También en los últimos días hemos presenciado la inhabilitación, de por vida, del dueño de Los Ángeles Clippers, Donald Sterling, tras unas declaraciones de este a su novia pidiéndole que no trajera a amigos negros a ver su a equipo. En este caso, la reacción de la NBA ha sido ejemplar e, incluso, el presidente de los Estados Unidos manifestaba su repulsa hacia unas palabras “ofensivas y racistas”.

A pesar de la ola de apoyos que ha recibido Dani Alves, tampoco debemos olvidar que falta todavía en nuestro país una mayor concienciación social e institucional. Comerse un plátano y hacerse la foto para luego colgarla e Instagram, Twitter o Facebook me parece solo el primer paso de un cambio de mentalidad que, por desgracia, está aún lejos de producirse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s