El polvorín ucraniano

Por @mpereztriano

Mapa de Ucrania / Google Maps
Mapa de Ucrania / Google Maps

Ucrania continúa en la primera plana de todos los medios informativos. La situación no mejora y el ambiente parece prebélico. Si se echa la vista atrás y se buscan las causas del incipiente conflicto armado, se puede comprobar la complejidad de las razones que han llevado al mismo en esta República ex soviética que obtuvo su independencia en 1991.

Rusia, uno de los actores del conflicto, no ha sido nunca bien comprendida en occidente, donde los medios de comunicación, mayoritariamente cercanos a los intereses norteamericanos, dan una opinión sesgada de todo lo que acontece en el país eslavo. Es interesante hacer un breve repaso histórico para tener más datos que nos hagan comprender el valor sentimental que desde Moscú dan a buena parte de lo que ahora es Ucrania. Según la mayoría de los etnólogos, el origen del pueblo ruso está en la capital ucraniana, concretamente en la Rus de Kiev, una federación de tribus eslavas orientales, que bajo el reinado de la dinastía Rúrika, habitó en buena parte de la actual Ucrania, Rusia y Bielorrusia desde el siglo IX hasta el año 1240, cuando una invasión mongola acabó con su historia. Con esto no se trata de legitimar la injerencia rusa en otro país soberano, sino aportar detalles e intentar comprender la posición rusa.

Cuando la URSS se desintegró, en muchas regiones convertidas en estados independientes, permanecieron un número considerable de rusos. Esto ha ocasionado otros problemas en el pasado, como los acontecidos en 2008 en Osetia del Sur en Georgia. Lo mismo ocurre en el este de Ucrania, donde habitan un gran número de “ruskis” (personas de lengua y cultura rusa). Estos se cuentan entre los federalistas y separatistas que han proclamado la República Popular de Donetsk, y a los que el Gobierno ruso considera rusos, a pesar de tener en su mayoría pasaporte ucraniano. Putin ya ha advertido que defenderá a los rusos de Ucrania ante el uso por parte de este último de sus fuerzas armadas.

Como cabe esperar, para Rusia el conflicto no se reduce a una cuestión sentimental, patriótica ni cultural, ya que no se puede olvidar el asunto del gas, que queda sin resolver tras la salida obligada del ex presidente Victor Yanukovich. Rusia exporta gas a toda Europa, sobre todo al centro del continente. El mayor consumidor es Alemania, aunque otros países, como Eslovaquia, dependen enormemente, casi en exclusividad, del gas ruso. Buena parte de los gaseoductos rusos pasan por Ucrania, por donde se abastece a Europa aproximadamente el 80% del gas ruso. Por si esto fuese poco, fuentes del Kremlin aseguran que Ucrania les debe casi dos millones de dólares.

La situación económica también es clave para comprender las revueltas sociales. El nivel de vida de los ucranianos, sobre todo del este, es mucho más bajo del existente en Europa o en Rusia. Analistas como el profesor Alexandr Kendiujov, de la Universidad Técnica de Donetsk, afirman que con una situación contraria, no habría ningún tipo de separatismo.

Es interesante analizar la posición tomada por la Unión Europea que, alineándose con Estados Unidos, condena la actitud rusa y la considera una violación del derecho internacional y del acuerdo alcanzado en Ginebra hace unos días. Este argumento está lleno de lógica, pero el papel europeo y estadounidense no parece estar muy cerca de la justicia y la defensa de la democracia. No se puede olvidar que las protestas ciudadanas, violentas en muchos casos, desembocaron en la salida del país de Victor Yanukovich, presidente legítimo del país. Con posterioridad, una amalgama de partidos opositores, con presencia de la ultraderecha, se ha hecho cargo provisionalmente del Gobierno ucraniana. Esto, que a todas luces parece un Gobierno ilegítimo surgido de un golpe de Estado, cuenta desde el primer día con el apoyo moral y económico de Estados Unidos y Europa. Los acontecimientos descritos han provocado un importante descontento en Crimea y en regiones del este, donde se niegan a aceptar al nuevo Ejecutivo que consideran ilegal. El vacío político y la falta de líderes están haciendo naufragar a toda la región.

La escalada de tensión ha dado paso a enfrentamientos armados, siempre bajo la mirada amenazante de Putin. Las tropas rusas se encuentran extremadamente cerca de la frontera y Ucrania pide auxilio ante lo que consideran puede ser el detonante de una tercera guerra mundial. Obama acusa a Rusia de no hacer nada por evitar la escalada de tensión y los prorrusos han dado un paso más con el secuestro de 13 observadores de la OSCE. El líder separatista de la ciudad de Slaviansk los ha declarado prisioneros de guerra y ha manifestado su intención de realizar un intercambio con prisioneros separatistas.

Rusia, debido a su comportamiento, está siendo víctima de sanciones económicas impulsadas principalmente por Estados Unidos, pero parece difícil que la Unión Europea avance mucho más en este sentido, ya que los tentáculos económicos de Rusia y de sus empresas se extienden por todo el continente. Por ejemplo, Gazprom, mayor compañía rusa, es el principal patrocinador de la Champions League.

La enorme complejidad de este poliédrico conflicto complica muchísimo hacer un análisis en unas pocas palabras. Son muchos y diferentes los frentes abiertos y la diversidad de posturas, incluso dentro de los llamados prorrusos. Lo único claro es que si todos los actores perseveran en su actitud, si Rusia sigue asediando a sus vecinos y los líderes mundiales no hacen algo más, se corre el riesgo de que Ucrania se convierta en un nuevo escenario bélico, a la altura de los peores y más violentos episodios de la historia europea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s