Y Rajoy deshojó la margarita

Por @LOrtizGomez

Arias Cañete en el Senado / Foto: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Arias Cañete en el Senado / Foto: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Hace apenas semana y media hablábamos de la tranquilidad con la que se estaba tomando Rajoy la designación del número uno de la lista de su partido de cara a las elecciones al Parlamento Europeo. Rajoy, pensábamos algunos, deshojaba la margarita sin mucha prisa tras la renuncia de Jaime Mayor Oreja a repetir como cabeza de lista por sus disputas respecto a la actitud de su partido tras la anulación de la doctrina Parot.

Lo cierto, se ha demostrado, es que Rajoy  no deshojaba ninguna margarita. Tenía más que claro quien iba a ser el nuevo cabeza de cartel del PP, el ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Arias Cañete, quien encabezaba las quinielas de muchos a pesar de sus continuas negativas y sus alusiones a lo bien que se encontraba donde estaba.

El hecho de que el designado por Rajoy haya resultado ser la primera de las opciones invita a una reflexión: ¿Y si ha sido pura estrategia? Parece evidente que cuanto antes presentes a un candidato, antes podrá emprender su precampaña, antes lo conocerá la ciudadanía y tendrá más tiempo para ganarse a su público objetivo (de ahí que el PSOE designara y presentara tan pronto a Elena Valenciano) pero… ¿Y si lo que te interesa es que no se hable de tu candidato? Parece, tras los primeros actos de precampaña, que el Partido Popular va a centrar su campaña electoral, de nuevo, en la herencia recibida y en los esfuerzos realizados para salir de la crisis, esfuerzos que, afirman, están dando sus frutos… Quizás, en ese caso, el candidato sea lo de menos porque lo que le interesa es poner el foco sobre esos supuestos buenos datos económicos fruto de lo que para ellos es una magnifica gestión del Ejecutivo de Rajoy. Quizás la idea es convertir las elecciones al Parlamento Europeo en un plebiscito sobre las políticas puestas en marcha en el seno de nuestro país y dejar de lado lo que en realidad son: la oportunidad de los ciudadanos españoles de determinar quién queremos que marque las líneas en Europa. Si es así, y mucho me temo que sí, una vez más Rajoy se equivoca.

La ceguera de los populares, su falta de una visión general de lo que sucede en las calles de nuestro país, la forma en que ignoran las nuevas formas de hacer política, la necesidad de escuchar lo que dicen los ciudadanos y adaptarse a las necesidades surgidas de una crisis que es no solo económica sino también política, de valores y de credibilidad, va a llevar al partido de Rajoy a mantener una campaña a la antigua usanza, de las de repetir mucho el mensaje de la recuperación mientras sus compañeros de partido aplauden y la gente en la calle sigue sin notar ningún cambio, sin encontrar un trabajo y sin llegar a fin de mes. La desconexión del mensaje con la realidad de los ciudadanos va a provocar no solo una abstención brutal sino que es posible que lleve al PP a enfrentarse a su menor número de escaños en unas elecciones al Parlamento Europeo. No hay dudas de que PP y PSOE seguirán obteniendo el mayor número de eurodiputados pero los modelos están cambiando y todo apunta a que esta cita será la primera advertencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s