¿Qué esta pasando en la prensa?

Por @LOrtizGomez

Desde esta mañana asisto con la boca abierta a las noticias sobre el despido del diario ‘La Razón’ de la periodista Esther Palomera. Especialmente graves me parecen las informaciones sobre que su salida de este medio se debe a que ha sido demasiado dura con el Gobierno de Mariano Rajoy. Esther Palomera no era alguien que pasaba por allí en ‘La Razón’, hablamos de una profesional histórica de esta cabecera, adjunta a la dirección y habitual de las tertulias políticas tan de moda en todos los canales de televisión.

Ciertamente la presencia de Esther Palomera en el diario de Planeta a veces me causaba sorpresa, sorpresa porque lejos de parecerse a su jefe directo, Francisco Marhuenda, esta periodista era capaz de participar en las tertulias argumentando, exponiendo sus puntos de vista, con los que podía o no estar de acuerdo, lejos de sectarismos y tratando de ajustarse a la realidad.

Pero el caso concreto es lo de menos. La pregunta va mucho más allá ¿Qué está pasando en la prensa en España? ¿Cuál es el estado de salud de la profesión periodística? Mucho me temo que si no está terminal, poco le falta. Hemos asistido durante años a la precarización y el maltrato de los soldados de primera línea, los redactores de base, la infantería del periodismo, hemos visto crecer entre ellos el miedo a perder sus trabajos, hemos conocido las actitudes de autocensura para no molestar al poderoso… Desde hace meses asistimos, además, a la puesta en marcha de Expedientes de Regulación de Empleo por parte de las grandes empresas, vimos los despidos en El País o el cambio en la dirección de El Mundo… Son constantes las alusiones a periodistas que son percibidos como incomodos por el Ejecutivo, el caso de Palomera es una muestra, pero son habituales las protestas de profesionales de otros medios que cada viernes recuerdan que hace meses que no se les permite preguntar en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, como el caso de Cristina Pardo, de La Sexta.

Hace poco leía un ensayo muy interesante sobre los medios como empresas sujetas a intereses, nada nuevo salvo que en ‘Traficantes de Información’ Pascual Serrano, muestra con toda su crudeza como el poder político y empresarial enturbia, esconde o disfraza la realidad. Los despidos de periodistas incómodos para el Gobierno, su marginación de los órganos de dirección, los cambios en el staff de los medios dirigidos a satisfacer a los poderosos son circunstancias que nos arrastran hacia la podredumbre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s