“Somos conscientes de que no estamos solos, y de que si no haces política te la hacen”

Por @LOrtizGomez, con la colaboración de @juliobasurco

Logo Podemos
Logo Podemos / Fuente: podemos.info

En De Vuelta y Vuelta continuamos con la intención de presentaros a las nuevas formaciones que están surgiendo en el ámbito político español de cara a los procesos electorales que se avecinan a lo largo de este año 2014 y de 2015. En este caso hablamos de Podemos con German Cano, profesor de Filosofía de la Universidad de Alcalá de Henares, y Tomás Mantecón, sociólogo y miembro del equipo de comunicación de esta nueva formación.

Pregunta: ¿Cómo nace Podemos? ¿Cuando decidís dar el paso adelante definitivo para crear este movimiento?

Respuesta: Todo proceso de cambio político se enmarca en una coyuntura socio-económica determinada, y en tanto que es un proceso no tiene cabida hablar de fechas concretas para delimitar el nacimiento de Podemos. A comienzos del año en curso un grupo de ciudadanos comenzamos a dialogar y darnos cuenta que compartimos el mismo análisis sobre el momento político español. La ofensiva oligárquica avanza de forma acelerada, estrechando las posibilidades democráticas y fortaleciendo los pilares que aún sostienen el régimen del 78; ante eso, con la experiencia acumulada tras décadas de luchas sociales, y tras el éxito rotundo del 15m y las distintas mareas ciudadanas, sentimos la obligada necesidad de buscar una herramienta capaz de articular el descontento generalizado que compartimos como mayoría social.

P: ¿Qué es exactamente Podemos? Esta es la pregunta que se hacen muchas personas a la hora de catalogar a su formación… No es desde luego un partido político al uso aunque su idea si es presentarse a las elecciones ¿No es así?

R: Podemos es una iniciativa de empoderamiento ciudadano que pretende articularse como respuesta a la trayectoria de erosión y debilitamiento del tejido social que las élites políticas y económicas imponen desde hace décadas. Una apuesta rupturista que busca generar un nuevo consenso social mayoritario que sirva como base para construir un nuevo sujeto de cambio. Pretendemos utilizar el juego electoral y las instituciones para hacer valer todas las demandas de cambio social que necesitamos para recuperar la soberanía de nuestro país. La estructura formal para dar la batalla institucional está delimitada por el orden legal existente, con el cual diferimos en muchos sentidos.

P: Estáis abiertos a la ciudadanía, el programa electoral se llevará a cabo a través de una wiki, las listas se configurarán a través de primarias abiertas on line… ¿Qué son los círculos Podemos?¿Por qué consideráis tan importante esta participación que las fuerzas políticas tradicionales hasta el momento ignoran?

R: La participación ciudadana es la condición sine qua non para que Podemos continúe su camino. La idea de solicitar 50.000 firmas partía de la necesidad de calibrar si nuestro análisis era correcto, y su conseguirlas en menos de 36 horas nos sirvió para comprobar que el camino iniciado era el correcto. No pretendemos representar a los movimientos sociales ni a la ciudadanía, sino impulsar la génesis de una herramienta que sirva para canalizar la participación ciudadana. Somos conscientes de que no estamos solos, y de que si no haces política te la hacen.

Los círculos no son más que una propuesta que lanzamos desde el Grupo Promotor para que la ciudadanía se empodere y canalice de alguna manera la expresión de su descontento. La wiki es también eso: una herramienta de comunicación que permita la elaboración de un programa participativo y de unas primarias abiertas, para que la gente pueda realmente formar parte de Podemos. No obstante, entendemos que gran parte de la población española no tiene acceso a Internet, y para salvar ese obstáculo nos estamos desplazando por todo el Estado para conocer de primera mano las necesidades y propuestas de todo el mundo, y para apoyarlos allá donde decidan empoderarse.

P: Habéis manifestado vuestra voluntad de reuniros y hablar con las formaciones de izquierdas para establecer un frente común. De hecho hay un asunto del que se viene hablando prácticamente desde que distéis el primer paso, la posibilidad de un acuerdo con Izquierda Unida ¿Dónde está el principal escollo para acudir de la mano a las elecciones al Parlamento Europeo? ¿Os seguiréis planteando la posibilidad de hablar con ellos para próximas citas electorales?

R: Nuestra voluntad es entablar contacto con todas las asociaciones de la sociedad civil, movimientos y organizaciones sociales, asambleas, y demás posibles formatos de articulación ciudadana. No sólo con aquellas que se reivindiquen ideológicamente de izquierdas. Pensamos que la necesidad no pasa por formar un Frente de Izquierda que se limite a agrupar siglas y elementos desde una lógica corporativista, sino por construir un frente ciudadano mayoritario. En este sentido Izquierda Unida no representa un elemento imprescindible para nosotros, pero sí entendemos como positiva la postura de gran parte de base social y de un amplio número de las personas que la integran, que nos ven con buenos ojos.

Podemos plantea el método abierto de participación ciudadana como un mínimo al que no piensa renunciar, porque entiende el camino para romper la tradición del bipartidismo es justamente la implicación de las mayorías en la vida política del país.

En relación a la segunda pregunta, la ronda de diálogo no se limita a un único encuentro formal. Se trata de entendernos mutuamente con todo el mundo, y para ello es necesario mantener una comunicación constante y fluida.

P: Precisamente hablando de las elecciones al Parlamento Europeo ¿Hacia donde debe caminar la Unión Europea en materia económica durante los próximos 5 años?

R: Si una instancia ha sido antieuropeísta en los últimos años, ésta ha sido la Troika. Sería terrible seguir escuchando más medidas orientadas a seguir subordinando e hipotecando nuestra soberanía a los dictámenes de unos mercados cada vez más voraces y sordos a las necesidades de la gente común.

A la luz del indiscutible fracaso de la reciente reforma laboral en España, que no ha hecho sino abaratar el despido y elevar a nivel de drama las tasas de desempleo –terribles en paro juvenil-, la absoluta prioridad pasa por generar medidas de protección social y generación de empleo. Esta urgencia, desde luego, ha de tener el coraje político de enfrentarse a las recomendaciones tecnocráticas exigidas desde Bruselas, de recuperar sectores estratégicos de la economía nacional (telecomunicaciones, energía y transporte) y de limitar el poder de las grandes empresas y monopolios.

Asimismo, en el plano estrictamente europeo, como recogemos en nuestra propuesta de “Podemos” bajo el rótulo “Recuperar la economía, construir la democracia”, nos gustaría anunciar una auditoria rigurosa e independiente de la deuda arropada con medidas concretas orientadas a controlar el Banco Central Europeo. Es urgente la inclusión en el Tratado de Lisboa de una ratificación democrática con participación popular efectiva para los cambios que afecten a las Constituciones de los países miembros.

P: A los ciudadanos españoles se nos siguen pidiendo esfuerzos en materia de austeridad y sin embargo vemos como por ejemplo, tras la subida de la edad de jubilación a los 67 años, en Alemania la reducen a 63, o comparamos salarios mínimos y vemos como los de nuestro país no se acercan, ni de lejos, a los de los países del norte de Europa… Cuando hablamos de igualdad entre los ciudadanos europeos ¿no debería notarse también en las condiciones salariales y laborales?

R: Por supuesto, una política justa en este sentido no puede permitirse la existencia de una “Europa con dos velocidades”, como la que parece dividir en este momento a los países del norte respecto a los del sur. Ahondar en esta distancia puede entrañar riesgos culturales y sociológicos de no poca magnitud. No es cierto además que el sur de Europa sea indolente o poco productivo, falsa imagen que están proyectando las élites políticas del norte y que, como la historia nos ha enseñado, no tarda en propiciar actitudes xenófobas y racistas.

P: Ya para finalizar ¿Qué objetivo se han planteado de cara a estos comicios? ¿Qué número de votos (o escaños) sería un éxito?

R: No medimos el éxito en relación al número de votos que pueda obtener Podemos. Para nosotros el éxito pasa por extender la necesidad de implicación ciudadana en la vida política del país. La sociedad española pasó demasiado tiempo sumergida en un intenso letargo del que ahora debe despertar. La indignación del 15m y las mareas ciudadanas indican claramente que ese despertar ya está ocurriendo, y que la gente pretende cambiar de rumbo. Los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo servirán como medida para saber en qué punto nos encontramos y, una vez más, para calibrar el camino a seguir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s